22 abril, 2024

UN HOMBRE FUE A PAGAR LA FACTURA DE LUZ POR $840.000 LEVANDO EL DINERO EN CARRETILLA

El hecho ocurrió en Huinca Renancó, en la provincia de Córdoba. El hombre es dueño de una chacinería y la boleta es por el consumo en su negocio

Un comerciante llamó la atención de los vecinos del pueblo cordobés de Huinca Renancó cuando iba a pagar la boleta de luz de su local con $840 mil en una carretilla. Lo hizo a modo de protesta contra los aumentos en el servicio y lució una remera que decía: “Cuando vaya a pagar la luz, no diré nada pero habrá señales“.

Se trata de Darío Villarruel, dueño de una chacinería, que al sentirse ahogado por las fuertes subas en las tarifas, decidió manifestarse de una forma muy particular. En las imágenes que circularon del momento en que el hombre cruza la calle para dirigirse a la Cooperativa Eléctrica de la localidad, se lo puede ver vistiendo la remera preparada para la ocasión que lleva la famosa frase que se hizo viral en redes sociales “no diré nada, pero habrá señales”.

 

 “No tengo un maletín para traer tanta plata así que la traigo en carretilla”, dijo el protagonista de este hecho aludiendo a la cantidad de dinero que debe pagar para mantener su local. Según se alcanza a ver en el video del momento, la plata estaba adentro de una bolsa de consorcio, dividida en fajos. “Voy a pagar la luz que me vino en el negocio: $840 mil pesos”, recalcó agobiado por la situación.

Además, sobre la la bolsa con el dinero alojado en la carretilla, el dueño del comercio colocó un cartel con un mensaje dirigido al gobernador de Córdoba, Martín Llaryora. “Gobernador Llaryora, Huinca Renancó es Córdoba”, señala.

Además, hizo hincapié en que está usando sus ahorros para afrontar los gastos. “Todos billetes de cien porque es lo único que estaba ahorrando”, explicó y subrayó: “Son los ahorros”.

Frente a los incrementos, Villarruel aseguró que pagar esos montos se está convirtiendo en algo casi imposible y, sin dudas, muy difícil para la población. “Vamos a ver si el mes que viene podemos venir de vuelta a pagar la luz, pero no… Es imposible pagar estos costos”, señaló en diálogo con el medio local Cabledigital. También hizo referencia a que la situación perjudica a todas las personas de igual manera: tanto a comerciantes como a los clientes que consumen los productos. “Si se los trasladamos (a los gastos) a la gente, no nos sirve”.

En conversación con el medio cordobés Cadena3, profundizó sobre su situación actual respecto no solo a su negocio, sino también a las sumas que debe afrontar en su propia casa. “Tengo una pequeña chacinería y todo lo que vendo es cerdo. No podemos pagar sumas millonarias. Estamos por cerrar varios negocios porque no alcanza para enfrentar los gastos”, contó. “La última factura de luz fueron de $840.000 para el local y $150.000 para la casa”, precisó.

Y remarcó: “Tenemos que buscarle una solución, queremos un precio justo. Los comerciantes de Huinca no pedimos subsidio sino el precio que tiene Río Cuarto o Córdoba”. “Vienen a hacer política en avión y helicóptero, pero no saben lo que pagamos en luz”, se quejó el comerciante.

Es que tras la quita de subsidios en las tarifas, la gente se sorprendió por los altos costos con los que deben cargar. Es más, según informó Noticias Argentinas, el interior de Córdoba resultó ser el más afectado: es que en muchas de las ciudades y los pueblos cordobeses, las cooperativas decidieron trasladar los costos a los usuarios.

Asimismo, se sumó al reclamo que está llevando adelante la Federación Comercial de Córdoba (FEDECOM) para visibilizar la situación y exigir la unificación de todas las tarifas en la provincia de Córdoba. De acuerdo a la información arrojada por el portal de noticias, Villarruel explicó que están trabajando para promover la presentación de un recurso de amparo con el objetivo de pedir a la Justicia una resolución ante estos aumentos que están asfixiando a los comerciantes.

 

 

 

 

About Author