17 abril, 2024

EL AJUSTE LLEGÓ AL SERVICIO METEOROLÓGICO NACIONAL Y HABLÓ EL VOCERO DESPEDIDO: “YO NO SOY UN ÑOQUI”

Se trata de Lucas Berengua, quien fue el meteorólogo más joven del país y cuenta con una trayectoria de 21 años en la agencia de gobierno. “Hay mucha maldad, mucha crueldad en lo que hicieron”, expresó.

Tras 21 años de carrera en el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el vocero Lucas Berengua fue despedido en medio de la ola de cesantías de contratos en distintas dependencias de la Administración Pública Nacional. Al respecto, el meteorólogo aseguró que “no era un ñoqui” de la agencia de gobierno, por lo que debía haber “un error” en su caso.

En declaraciones radiales, Berengua expresó que aún se encuentra “muy shockeado con la situación”. “La realidad es que hay 21 años de carrera. Yo no era un ñoqui, así que acá no me vengan con el verso del ñoqui porque hasta ayer mismo a la mañana era el vocero del Servicio Meteorológico Nacional”, expresó en diálogo con Radio con Vos.

Sumado a esto, manifestó que “no hay manera de comprobar” que no realizaba su trabajo. “Son años de estar a cargo del organismo en toda la parte de redes, de observación meteorológica y tenía responsabilidad bajo tres centros internacionales en este momento”, explicó. “Tiene que ser un error. Todavía es indescriptible lo que se siente”, subrayó.

Según relató, le informaron de la cesantía del contrato por teléfono, acusando a su superior de “no dar la cara”: “Me llamaron a una oficina. Mi directora no quiso venir a dar la cara y me trasmitieron por un altavoz en un teléfono”. En ese sentido, tildó la notificación de “muy bizarra y muy cruel”.

“Ya no tenemos autorizado el ingreso al organismo. Nos sacaron las cosas, a mí mientras me lo decían me sacaron la computadora… Hay mucha maldad, mucha crueldad en lo que hicieron”, añadió.

En esa línea, expresó que estuvo “21 años ayudándoles a sostener el organismo, no solo a estas autoridades, sino a las anteriores, algunas de las cuales hoy están”. “Entré en el 2003 y pasé por todo tipo de autoridades y gobiernos, jamás con un cargo político porque no voy por ese lado. Soy del cuerpo técnico, aparte de la cara visible del Servicio Meteorológico Nacional en todos los medios”, manifestó.

Asimismo, indicó que hay un clima de incertidumbre en la agencia de gobierno y que aún no se asesoró legalmente ante el despido. “Estoy todavía muy shockeado con la situación y no me asesoré. Es lo que nos estamos preguntando con mis compañeros: qué hacemos. En el caso mío yo no voy a cobrar indemnización porque el art. 9 así lo dispone”, detalló.

Al respecto, precisó que la lista inicial de despidos era de 120, pero que fue reducida a 54 empleados, entre los que se encuentra él. “Ayer fuimos notificados 54 de que no nos van a renovar el contrato el 1° de abril”. En esa línea, consideró que el criterio de selección para las cesantías fue “la perversidad”. “En la mayoría de los casos hay un dedo perverso que aprovechó el escudo del ajuste para sacarse gente de encima o no sacar a su gente y, en el caso mío, volar a un profesional”, opinó.

Además, advirtió que los despidos ponen “en riesgo total” una serie de servicios que brinda el SMN. “Nunca pensé que una cosa como la que hoy me pasa a mí era posible porque hay toda una trayectoria y una cantidad de servicios que nosotros prestábamos y que hoy se ven en riesgo total”, alertó.

Dentro de las prestaciones, puntualizó que la que más se vería afectada es la red de observaciones meteorológicas. “Hay estaciones que diezmaron la gente. La Plata es una, por ejemplo: quitaron tres personas y a fin de año se jubilan cuatro, así que queda diezmado. Después hay casos particulares como el de La Flores en Buenos Aires, San Carlos en Mendoza”, precisó. En ese sentido, explicó que dichos sitios van a perder la medición de los datos de temperatura, humedad, presión y viento “hasta que hagan algo al respecto”.

Finalmente, lamentó la pérdida de más de un siglo de datos meteorológicos del país. “También se pierden series de 120 años de datos. No nos olvidemos que este el tercer servicio meteorológico que se creó en el mundo, fundado en 1872”, concluyó.

La noticia del despido de Berengua generó repudio luego de que se viralizara un video donde le realizaron un homenaje a quien fue el meteorólogo más joven del país y que actualmente se encuentra batallando contra una enfermedad terminal. En la filmación, se escucha a sus compañeros gritando “Lucas no se va”, mientras el exvocero saluda y abraza a algunos de ellos.

Los despidos en el SMN se suman a las cesantías que se están realizando en la TV Pública, Anses, Conicet y diversos organismos nacionales. En el caso del SMN, decenas de empleados están en duda sobre la continuidad de sus tareas debido a que sus contratos vencen el 31 de marzo. Al respecto, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) advirtió sobre la preocupante situación que atraviesan las dependencias estatales.

 

 

 

About Author