19 mayo, 2024

ROBARON LOS DATOS DE TODAS LAS LICENCIAS DE CONDUCIR DEL PAÍS Y EXIGEN U$S 3.000 PARA DEVOLVERLAS

La seguridad de una importante base de datos del Estado Nacional fue violada nuevamente. Ahora le tocó el turno a la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Un grupo de hackers robó los datos de todas las licencias de conducir del país, más de 5,7 millones en total, y los puso a la venta en Internet.

Este mar de datos tiene un precio de 3.000 dólares, por lo que se sospecha que el hackeo es más un mensaje político que un tradicional robo de datos.

Un robo de datos tradicional persigue un fin estrictamente económico y suele manejarse, al menos en una primera instancia con sigilo, para pedir una recompensa a la entidad afectada.

Pero en este caso no ocurrió nada de esto, los datos robados se pusieron directo a la venta y por un precio bajo para este tipo de crímenes cibernéticos.

Otra cuestión que alimenta la hipótesis de mensaje político es la elección de las tres licencias de conducir que acompañaron un escrito del grupo de hackers. Nada más ni nada menos que el frente de los registros del presidente Javier Milei, la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y del Ministro de Defensa Luis Petri.

El grupo de Hackers le hecha toda la culpa del robo de datos al mismo Milei. En un mensaje redactado en inglés los hackers aseguran que “al presidente Milei no le interesa tener un plan de ciber seguridad, como en otros países del mundo”.

La información sobre esta filtración de datos en la Agencia de Seguridad Vial la dio a conocer este martes por la tarde la firma británica BCA LTD, especialista en el análisis de amenazas cibernéticas.

Se trató de un hackeo que accedió a una parte de la base de datos que almacena información sobre Licencia Nacional de Conducir. Tras concretar el ciberdelito, el hacker publicó en la aplicación Telegram los archivos para comercializarlos. Para acceder a los datos sustraídos, se pedía en torno a USD 3000.

INFORMACIÓN SENSIBLE PARA EL MEJOR POSTOR

Para dar más visibilidad, el grupo de hackers también dio a conocer la foto de frente y reverso de las licencias de conducir de algunos famosos, como Marcelo Tinelli, Guillermo Francella, Tini Stoessel y Peter Lanzani, entre otros.

Afortunadamente en la Argentina la única utilidad del carnet de conducir es justamente certificar que ciudadanos están aptos para conducir un vehículo y no se pueden hacer otras cosas. Cosa que si ocurre en otros países donde el registro tiene casi el mismo legal que el DNI para varios trámites.

Lo que si posee el registro es mucha información sensible de todos los ciudadanos como el quien es donante de órganos y domicilios de los conductores, y ahora toda esa información está disponible al mejor postor.

DETALLE

Dentro de los datos filtrados, sobresale información de los registros de conducir de personalidades del mundo del espectáculo y también políticos. Entre ellos, el propio presidente de la Nación, Javier MileiLuis Petri, ministro de Defensa, y Patricia Bullrich, titular de la cartera de Seguridad. Mientras que dentro de los famosos sobresalen nombres como los de Guillermo FrancellaChino Darín, Marcelo Tinelli, Tini Stoessel y Peter Lanzani.

Según consignó el grupo de Hackers en un mensaje que difundieron en inglés, la responsabilidad de la filtración corresponde al Jefe de Estado. “Al presidente Milei no le interesa tener un plan de ciber seguridad, como en otros países del mundo”, expresa la comunicación.

El Gobierno intervino para frenar el ataque cibernético y evalúa tomar medidas al respecto

La filtración salió a la luz pública a través de un informe de la empresa del Reino Unido BCA LTD, especializada en cibernética, cybercrimen, y amenazas digitales. Con los datos sustraídos, el grupo de hackers publicó fotos, los números de DNI, los domicilios y hasta el grupo sanguíneo.

Respecto al robo que había sufrido la otra dependencia del Estado Nacional que almacena datos personales de ciudadanos argentinos, el 3 de abril se conoció que se subieron a un foro de compra-venta de datos personales y en Telegram los datos de un archivo con 116.459 fotos de ciudadanos de Argentina que le habían sido sustraídos al Renaper en 2021.

Por ese robo al Renaper de hace dos año, se abrió un expediente a partir de una demanda penal. La investigación tramita en el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 11. Aún no se determinó si el delito fue cometido por la persona dueña de ese usuario o si alguien externo robó el usuario y la contraseña que aplican las diferentes entidades públicas con acceso a conectarse y consultar la base de ese organismo.

En relación con la filtración a la ANSV que se conoció hoy, el Gobierno no definió aún si iniciará en lo inmediato alguna demanda para solicitar una investigación judicial. Mientras tanto, Dirección Nacional de Ciberseguridad ya intervino y evalúa que medidas tomar.

 

 

 

 

 

About Author