23 mayo, 2024

“REALMENTE ES UN SINSENTIDO PONERSE A DISCUTIR LA IMPORTANCIA DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA”

Así se manifestó el Secretario General de ATSA San Luis, Aníbal Gómez, al analizar el conflicto que se generó con las universidades nacionales, a partir de la drástica disminución de las transferencias, que ha puesto en peligro la continuidad de las instituciones de educación superior.

“Realmente me pregunto: ¿hay derecho a que se nos instale esta discusión porque al gobierno nacional sólo le interesa que le cierren los números, el llamado déficit cero, como si el Estado fuera una empresa? Es una locura. Yo lo denomino un sinsentido”, enfatizó.

Aclaró molesto que “este conflicto no es sólo un problema económico de las universidades, sino de toda la sociedad. Eso es lo que debemos entender. Preguntémonos sino de dónde salen los mejores médicos, enfermeros, ingenieros, arquitectos, abogados e investigadores… Casi todos de la universidad pública.

Ejemplificó en ese sentido que “de los cinco premios Nobel de la Argentina, cuatro egresaron de la UBA. El primer premio Nobel por la Paz fue Carlos Saavedra Lamas, graduado, docente y rector de la UBA,  el primer latinoamericano en ganar un Premio Nobel. Luego, los tres de Ciencias también se formaron en la UBA: Bernardo Houssay, Luis Federico Leloir y  César Milstein. El quinto y último fue por la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, quien estudió en la Universidad Nacional de La Plata. ¿Eso no les dice nada?”. Se preguntó.

El titular de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad fue más allá: ¿Tampoco les dice nada que en la época de la pandemia, en tiempo récord el sistema de investigación público desarrolló una vacuna contra el COVID? ¿O que el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) sea el organismo más importante de ciencias de Latinoamérica y uno de los más reconocidos a nivel mundial?”.

“Para ATSA la formación es un bien fundamental, por eso contamos con nuestra propia Escuela de Enfermería, porque la capacitación profesional es un pilar fundamental de una sociedad. Discutir esto es retrógrado, no se debate en ningún lugar del mundo. A lo sumo discutamos cómo mejorarlo, cómo lograr una educación mejor, de excelencia, pero no llevarnos a ver si cerramos o no las universidades”, sostuvo.

Añadió que “una de las principales conquistas sociales de la Argentina es la educación pública no arancelada, que permite que cualquier persona, por más humilde que sea, pueda aspirar a estudiar y ser un profesional. Justamente por eso el acceso a los estudios superiores es uno de los principales motores de la movilidad social. En esa defensa debemos estar todos, sin distinciones”, exhortó.

Finalmente ratificó “el absoluto apoyo a la Marcha Universitaria del próximo martes 23, en defensa de la universidad pública, la ciencia y la tecnología”. Recordó que en nuestra provincia la manifestación se concretará a las 17:30 horas en la explanada del Rectorado de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) y culminará con un festival de lucha en la Plaza Pringles.

 

 

 

About Author