19 mayo, 2024

ACUSAN A DIRIGENTES DE ATE Y CAMIONEROS POR EL ESCRACHE REALIZADO EN EL DOMICILIO DEL GOBERNADOR

El Gobierno expresó su preocupación por el “acto mafioso” de dirigentes gremiales que fueron este jueves al domicilio del gobernador Claudio Poggi, en avenida Illia, “en un evidente intento por alterar la paz social”.

“El escrache es un método antidemocrático de protesta, intimidatorio, que busca alterar la paz social. El cambio que expresó San Luis fue el de una sociedad que le dice No a los violentos. No podemos permitir ni tolerar estas acciones que buscan alterar y promover la violencia. La gravedad del hecho es que hayan ido al domicilio privado del Gobernador y no a la Casa de Gobierno, que es el lugar donde democráticamente deberían haberse manifestado”, expresó el secretario de Comunicación, Diego Masci.

“La acción fue organizada por Fernando Gatica y José Farías, dirigentes de ATE y Camioneros, respectivamente; que son arietes del ex gobernador Alberto Rodríguez Saá”, señaló.

“Es un acto democrático manifestarse frente a la Casa de Gobierno, y es un acto mafioso y de apriete ir al domicilio privado del gobernador”, enfatizaron desde la Secretaría de Comunicación del Gobierno de San Luis.

RICARDO ENDEIZA

El vicegobernador Ricardo Endeiza se pronunció sobre el escrache en el domicilio del gobernador Claudio Poggi calificándolo como “un acto antidemocrático de intimidación”.

“Somos respetuosos del derecho de protestar, del derecho de huelga ambos amparados por nuestra Constitución, pero de ninguna manera los mismos se ejercen licita y civilizadamente yendo a realizar un ´escrache a la casa donde vive el gobernador y su familia”, consideró el vicegobernador.

Asimismo, destacó la actitud del resto de las organizaciones sindicales que no se plegaron a la acción: “También lo ha entendido la inmensa mayoría de los dirigentes gremiales que no se sumaron a esta tropelía”.

“Ese no es el San Luis que la inmensa mayoría de los habitantes de la provincia queremos. El apriete, el escrache, la agresión cobarde son formas de actuar que repudiamos y que nunca más deben darse en nuestra amada Provincia”, cerró.

JOSÉ GIRAUDO

Por su parte el Secretario de Asuntos Institucionales y Enlace Parlamentario, José Giraudo, indicó: “Los escraches tienen su raíz en el fascismo y todos estamos convencidos como sociedad que los grupos violentos no tienen cabida en nuestra democracia”.

“La actitud que tomó ese puñado de dirigentes está absolutamente reñida con los valores de nuestro pueblo y con el respeto al mandato popular que el mismo entregó, a través de las urnas, el pasado 11 de junio”.

Enfatizó que “la única explicación que le encuentro es el rencor y el odio que tiene Alberto Rodríguez Saá, quien como todavía no entiende que la realidad no se puede fabricar desde su diario, manda a sus seguidores a cometer estas tropelías. Él, el ´Luis XVI´ de la modernidad puntana, por su despotismo pseudoilustrado, es el único responsable de este atropello a la voluntad popular”.

Finalmente, Giraudo expresó su “solidaridad con el Gobernador Claudio Poggi y su familia”.

CASTRO LUNA

Por otro lado el senador del Departamento Pedernera, Adolfo Castro Luna, sostuvo que “el escrache realizado este jueves en el domicilio particular del gobernador constituye un acto de autoritarismo y violencia inaceptables en una sociedad democrática”.

“Evidentemente hay sectores muy minúsculos de la sociedad que han perdido representatividad y privilegios, que se niegan a reconocer que la sociedad el año pasado decidió expresar su vocación de cambio. De recuperar la institucionalidad y emprender un nuevo camino. Por eso, porque cada vez tienen menos peso en la agenda pública, se expresan a través de estas actitudes violentas que son absolutamente repudiables”, expresó.

OLIVERO

También condenó el escrache y se solidarizó con el gobernador Claudio Poggi el senador provincial por el Departameno Martín de Pueyrredón, Martín Olivero, a través de un posteo en redes sociales.

MÁS REPERCUSIONES

 

 

 

 

 

 

About Author