25 junio, 2024

CORROBORAN ESTADO DEPLORABLE EN QUE SE ENCUENTRA LA EX FÁBRICA ARTIMER

Esta mañana se realizó un operativo conjunto entre distintas dependencias de la Municipalidad de Villa Mercedes y el gobierno provincial, con la policía de la provincia.

El edificio abandonado se encuentra en calle Guayaquil extremo sur. Uno de los efectivos policiales que formó parte del operativo conjunto indicó a Apuntes de San Luis que en reiteradas oportunidades han tenido que concurrir por denuncias de vecinos o por averiguación ante hechos delictivos.

“Esto es un antro de perdición, un verdadero aguantadero”, describió gráficamente un funcionario, despojado de todo lenguaje técnico.

Pudo establecerse que fue el Fiscal Maximiliano Bazla quien impulsó la intervención de los poderes públicos, para determinar el estado del edificio y constatar su interior.

Fue así que se dispuso el operativo concretado este viernes en el inmueble de dos plantas ubicado en calle Guayaquil esq. Gazzari.

Participaron personal de Comisaría Décima y del Poder Judicial, por parte de la provincia; conjuntamente con Secretaría de Gobierno, Control Urbano, Planeamiento, Defensa Civil, Asistencia Social y la Fiscalía del Tribunal de Faltas, de la Municipalidad local.

Las imágenes permiten apreciar el estado de abandono en que se encuentra este edificio que supo albergar la fábrica de leche Artimer, y el deterioro general de sus instalaciones.

También se encontraron algunos muebles, como mesas, sillas y colchones, dado que un sector vive una familia, pero en otros también se encontraron indicios de que el lugar es habitado por personas o al menos utilizado con cierta regularidad, a pesar de constituir un peligroso foco de contaminación, por la basura y restos de residuos que abundan en toda la superficie.

En la inspección también se hallaron gran cantidad de restos quemados de cables, supuestamente robados, para poder extraer el cobre.

Aunque aún no se informó oficialmente nada, Apuntes de San Luis pudo establecer que a partir de ahora la municipalidad aplicará sanciones e intimará a sus propietarios a que pongan en condiciones el lugar y lo cierren o cerquen, o procedan a su demolición, para evitar que continúe siendo utilizado como “aguantadero”.

Según trascendió, los propietarios serían un conocido comerciante del rubro maderero y un dirigente político.

Según deslizó un jefe policial, en el lugar suelen juntarse algunos adictos a drogarse y existen sospechas de que se reducen cosas robadas, además de que sería utilizado como “vivienda transitoria” por algunos delincuentes.

 

 

 

About Author