20 julio, 2024

LA CASA DE SAN LUIS, TAN POLÉMICA COMO LA DE GRAN HERMANO

Por Eduardo Gargiulo

La noticia que difundió Apuntes de San Luis este lunes, sobre el proyecto de Ley que presentó el senador Bartolomé Abdala para declarar Monumento Histórico Nacional al edificio sede de la Casa de San Luis, cayó como una bomba en las filas del oficialismo provincial.

 

VER:   

La intención del senador libertario es clara: poner un freno a la intención del gobierno provincial de avanzar en la venta del inmueble, tal como ya lo aprobó la Cámara de Diputados por mayoría. Abdala no se conmueve con el declarado objetivo de destinar esos fondos a reparar el Policlínico Regional Juan Domingo Perón de Villa Mercedes. Para él, “es responsabilidad del Estado provincial cumplir y dar una respuesta oportuna a todos los ciudadanos” que dependen del servicio brindado por  el citado nosocomio.

“Sin lugar a dudas el inmueble es una parte fundamental del patrimonio cultural que representa a la provincia y también de la nación, tanto por los destinos como por las funciones que albergó desde su construcción. Es innegable el valor que el edificio de la Casa de San Luis conforma tanto material como inmaterial de la provincia de San Luis”, insiste en los fundamentos de su proyecto.

Consultada una fuente oficial de Terrazas del Portezuelo sobre el proyecto de Abdala, se limitó a responder: “Somos respetuosos de la posición del senador, pero el gobernador está llevando adelante el proyecto político de cambio que votó el 54% de los sanluiseños, y ese es el camino que estamos transitando”.

Por otro lado el ex diputado provincial y actual escribano de gobierno, Juan José Laborda Ibarra (foto), indicó: “Creo que Abdala no leyó la Ley Nacional de Museos y Monumentos Históricos. Si por vía hipotética la Nación declarase ´monumento histórico´ a la Casa de San luis y le prohibiese su venta (que es lo que se busca) debería indemnizarla (Leyes 12.665 y 27.103)”.

Aunque no hubo una nota o comunicado oficial de respuesta, el gobierno dejó libertad para que quien quisiera saliera a responder. Y uno que lo hizo a través de la red X fue el propio Secretario de Comunicación Diego Masci, para algunos el “alter ego” del gobernador Claudio Poggi, en términos periodísticos.

Lo cierto es que más allá de las “nobles” intenciones que animan al senador Bartolomé Abdala en esto de salir a defender el patrimonio cultural, no caben dudas que la polémica le sirve para instalar su figura como contendiente directo de Claudio Poggi. Como le ha confiado a sus íntimos, uno de sus máximos anhelos es gobernar San Luis.

No casualmente semanas atrás, el senador puntano también ganó espacio en los medios cuando salió a desmentir que la gestión de Javier Milei le esté girando menos fondos al gobierno provincial, en concepto de coparticipación. (Ver aparte)

Otros que se han embarcado en una verdadera cruzada en contra de la venta del petit hotel palaciego de tres plantas de Capital Federal, son los ex gobernadores Alberto y Adolfo Rodríguez Saá. Distanciados en términos políticos, parece que en esta pelea no tienen diferencias. Lo sugestivo es que el segundo integra la coalición de gobierno, pequeño detalle.

Como si faltaran comediantes en este sainete, un empresario villamercedino que cuando toma una copa de más desbarranca y alardea de sus riquezas, asegura a los 4 vientos que él comprará el Palacio Lagomarsino. Pero que ya tiene dos compradores por el doble de su valor… que no son otros que aquellos recién nombrados.

Cuando nos encontramos a un año –aproximadamente- de las próximas elecciones, está claro que cada movida debe empezar a ser interpretada en clave electoral.

En Gran Hermano, los zánganos que se hospedan en la casa más famosa hacen cualquiera para sobrevivir y sumar rating. En la política vernácula, la Casa de San Luis también le suma fichas a quienes motorizan la polémica.

 

NOTICIA RELACIONADA:

 

 

 

 

 

 

About Author