20 julio, 2024

CASO AMANCAY: 4 AÑOS DE PRISIÓN PARA EL CONDUCTOR E INHABILITACIÓN POR 8 AÑOS

Jonathan Sandoval fue condenado a cuatro años de prisión por el delito de homicidio culposo por conducción de automotor (artículo 84 segundo párrafo en relación al artículo 45 del Código Penal), agravado por la fuga, por un hecho ocurrido el 29 de julio de 2023 en la autopista Santos Ortiz y cuya víctima fue Rocío Amancay Pedernera, de 19 años.

El veredicto, votado por unanimidad, fue emitido este jueves a la tarde por un tribunal del Colegio de Jueces de la ciudad de San Luis, integrado por Fernando Julio De Viana en la presidencia, Adriana Lucero Alfonso y Hugo Guillermo Saa Petrino, en incluyó además la inhabilitación especial por ocho años para conducir vehículos. Luego de la audiencia, el ingeniero agrimensor de 39 años fue trasladado nuevamente al Servicio Penitenciario Provincial donde se encuentra alojado desde agosto de 2023.

Como circunstancias agravantes, el tribunal mencionó las de tiempo, modo y la extensión del daño, y como atenuantes, la falta de antecedentes condenatorios.

“Perdón a la familia Pedernera-Medero, agradecer a mi familia por acompañarme; estoy en las manos de Dios y que se haga su voluntad”, fueron las últimas palabras que pronunció el imputado antes de conocer la decisión del tribunal.

La madrugada del 29 de julio del 2023, Rocío Amancay Pedernera transitaba en su motocicleta Keller 110 centímetros cúbicos por la Autovía Santos Ortíz de regreso a su casa, cuando fue embestida desde atrás por una camioneta Hilux conducida por Jonathan Sandoval. La víctima volvía de trabajar de un local gastronómico ubicado sobre avenida Illia. Hacía tres días que había ingresado y estaba en el periodo de prueba, desempeñándose en el sector cocina. Tenía 19 años y aspiraba a continuar sus estudios universitarios en la Facultad de Derecho.

“Sandoval actuó con imprudencia, negligencia e inobservancia y además se verificó la concurrencia del supuesto fuga.  Verificada la embestida y el desplazamiento en binomio, yaciendo el cuerpo de la víctima en la carpeta asfáltica, Jonathan Sandoval, continuaba su marcha vehicular sin siquiera detenerse a verificar la consecuencia de lo sucedido; vil accionar demostrativo de la absoluta indiferencia respecto del bien jurídico vida”, dijo en su alegato la fiscal de Juicio Virginia Palacios, quién había solicitado una pena de cuatro años y tres meses de prisión por el delito de homicidio culposo agravado por la conducción negligente e imprudente y por mediar fuga.

En tanto, la parte querellante, representada por Guillermo Sánchez Pagano y Augusto Aguilera Marturano, solicitaron una pena de ocho años por homicidio simple con dolo eventual, que era la calificación con la que había llegado Sandoval al debate.

“Siempre dijimos que el imputado violaba la ley constantemente. Esto nos trajo un perjuicio, una muerte, tipificada en el Código como homicidio simple con dolo eventual. Quedó probado que Sandoval llegó de Córdoba, y de ahí, se fue a una juntada de amigos. Como se dio a la fuga no pudimos saber si estaba alcoholizado. A las 4:19, el primer acto que hace es pasar un semáforo en rojo y aquí difiero con la Fiscalía porque Sandoval es un violador serial de las normas de tránsito, porque no le importa y sigue adelante”, dijo Sánchez Pagano en su alegación.

Y agregó: “Sandoval la vio a Amancay a sesenta metros y la atropelló. Vio que iba a generar un accidente y lo generó porque de otra manera el occiso iba a ser él, a la velocidad en que venía”. Marturtano, por su parte, sostuvo que hubo una mala lectura de la Fiscalía respecto a la teoría del caso y pidió que el acusado sea condenado por homicidio con dolo eventual.

La defensa de Sandoval, representada por Marcos Juárez y Ramiro Rubio, no discutieron el hecho ni la participación responsable del conductor de la camionera Hilux, sino que atacaron la calificación legal, pero a diferencia de la querella, solicitaron al tribunal que el imputado sea condenado por homicidio culposo por una conducción imprudente y que la pena fuera de ejecución en suspenso.

“La policía tuvo la necesidad de plantar pruebas para tenerlo un año detenido. Se pudo comprobar que Sandoval no alteró pruebas, no lavó la camioneta, no estaba borracho y cuando se enteró en los medios del hecho, llamó a su abogado”, dijo Juárez.

Y agregó: “La camioneta no fue lavada y las muestras de sangre que se tomaron sobre el frente y capot fueron negativas para sangre humana. Si Sandoval hubiera sabido que embistió a una mujer cuando menos hubiese llamado a su mujer, a un amigo o a su abogado de confianza. Algo que hace cuando se entera del hecho por las redes y se pone a disposición de la fiscalía. Sandoval no tuvo una actitud dolosa”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About Author