2 marzo, 2024

LAS ABUELAS DE PLAZA DE MAYO ENCONTRARON AL NIETO 133

“Encontramos al hijo de Cristina Navajas y Julio Santucho, el nieto de la Abuela Nélida Navajas”, dijo Estela de Carlotto. No pudo seguir: un aplauso emotivo, alegre y fervoroso la obligó a parar.

Con ese clima, Abuelas de Plaza de Mayo anunció este viernes la aparición del nieto 133. Fue en una conferencia de prensa en la que se contó la historia del Cristina Navajas y Julio Santucho, y su hijo, el nuevo nieto recuperado.

En la conferencia recordaron que Cristina, madre del nieto y víctima de la dictadura, fue secuestrada el 13 de julio de 1976 mientras estaba embarazada, durante el operativo de una patota en el departamento familiar de la avenida Warnes. “Era docente de las escuelas del PRT, donde enseñaba Historia de la Revolución Latinoamericana”.

En tanto, Julio, el padre, “era el décimo hijo y para él se esperaba una carrera religiosa, hasta que conoció a Cristina”. “Julio se enteró del secuestro de su mujer el 14 de julio de 1976. De inmediato inició las gestiones para sacar a sus hijos del país”, contaron. Julio escuchaba con emoción.

Otro de los presentes fue el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, junto con la legisladora porteña Victoria Montenegro, entre otros. En un clima de profunda emotividad, comentaron que “el nieto 133 se acercó a Abuelas de manera espontánea”. En primera fila estaban Miguel “Tano” Santucho y Julio Santucho, hermano y padre del Nieto 133.

CÓMO SE IDENTIFICÓ AL NIETO

También dijeron que “fue anotado como hijo propio de un integrante de las Fuerzas de Seguridad y una enfermera el 24 de marzo de 1977. Desde joven tuvo dudas de su identidad, fue criado como hijo único por una hermana 20 años mayor que le confesó que no era hijo de quienes decían ser sus padres”.

Con esa sospecha, “le llevó tiempo acomodar la información para acercarse a Abuelas. Una vez que lo hizo, se realizó la investigación documental y en abril de este año se realizó el examen ante el Banco Nacional de Datos Genéticos”.

“Cristina tenía la voluntad de que buscaran a su hijo. Nélida, su abuela, honró de forma extraordinaria esa voluntad y murió buscando a su hija y a su nieto. Honramos a Nélida y a todas las abuelas que nunca perdieron la esperanza de encontrar a sus seres queridos”, pronunciaron.

EL ALIVIO DE SU PAPÁ Y SU HERMANO

Como se mencionó, en la conferencia de prensa también estuvo presente Miguel “Tano” Santucho, hijo de Cristina y Julio, que se mostró emocionado porque su hermano, el nieto 133, “expresó que quería conocerme y eso fue muy lindo, emociona”.

“Yo estaba en Roma, con mis hermanos Camilo y Florencia. En el exacto momento en el que me enteré estaba jugando con mi perra y la perdí de vista un rato”, contó.

“Tengo la sensación de haber encontrado un ser hermoso, realmente especial. No tengo dudas de que vamos a estar juntos el resto de nuestras vidas porque nos buscamos, nos quisimos encontrar. Y el abrazo que nos dimos es para siempre”, agregó.

El momento de emotividad siguió cuando tomó la palabra Julio Santucho, padre del Nieto 133. “Sé todo lo que Cristina tuvo que pasar y es una muestra de su carácter”, dijo.

LOS NIETOS 131 Y 132

Hasta hoy, el último nieto recuperado había sido Juan José, hijo de Mercedes del Valle Morales, de 21 años, desaparecida en Tucumán el 20 de mayo de 1976.

 Juan había sido secuestrado cuando tenía 9 meses junto con su madre y sus dos abuelos (Toribia Romero de Morales y José Ramón Morales). Su restitución fue anunciada el 28 de diciembre de 2022.

Menos de una semana antes, el 22 de diciembre, había sido dada a conocer la restitución del nieto 131, hijo varón de Lucía Ángela Nadin y Aldo Hugo Quevedo, desaparecidos en 1977.

About Author