24 abril, 2024

CATASTRO AVANZA HACIA LA CREACIÓN DEL OBSERVATORIO TERRITORIAL PROVINCIAL

La dirección cumple este domingo 66 años de vida. Aspira a cerrar 2023 con la presentación de este proyecto colaborativo, que incluirá a entidades de distinta índole y aportará información territorial de calidad a diversos organismos, para una mejor toma de decisiones y gestión.

En tan solo cuatro años, la Dirección Provincial de Catastro y Tierras Fiscales cumplirá siete décadas. Su recorrido vital ha estado marcado por la constante evolución a través de la incorporación de diversas tecnologías aplicadas a la información geográfica territorial. En 2008, cuando empezó a trabajar en ese organismo, todos los trámites se hacían en papel, recordó la actual directora de Catastro, la magister ingeniera en software Érica Bonilla.

“Hoy, 15 años después, y gracias a la sostenida tarea en equipo, podemos decir que tenemos un Catastro totalmente digital, lo que simplifica muchas cuestiones a ciudadanos, profesionales y organismos”, refirió la funcionaria, que cumple el rol de directora desde marzo de 2022. El Observatorio Territorial Provincial es el gran proyecto en el que Catastro trabaja actualmente y que espera poder presentar este año.

TECNOLOGÍA AL SERVICIO DE LA GESTIÓN

En 2008 inició el proceso de digitalización de planos de mensura y luego de otros trámites, que se materializaron gracias a decisiones políticas en materia tecnológica que han marcado la vida de los puntanos, como la red de wifi provincial y el desarrollo de la Firma Digital de San Luis. “Ese año se comenzaron a escanear las fichas registrales y a armar la biblioteca digital. Al año siguiente se creó el Sistema Catastral y se incorporaron trámites digitales, como el Informe de Propiedad y el Certificado Catastral, que guarda importancia porque se relaciona con el plano de mensura. En 2010 empezó el trámite de Registro de Operación Parcelaria, que es el trámite de registro de plano de mensura, que antes venía en expediente papel. Ese mismo año nació el Portal de Profesionales y el Portal de Organismos, con clave de ingreso para estos usuarios. Luego se sumaron cada vez más trámites”, enumeró Bonilla, en un repaso de hitos históricos tecnológicos.

En 2013 se desarrolló el Visualizador Catastral, y en 2016, la Firma Digital fue incorporada a tramitaciones de Catastro. “Los ingenieros comenzaron a presentar los planos firmados digitalmente y los agrimensores de Catastro también los firmaban digitalmente. La pandemia impactó en la ampliación de la cantidad de trámites digitales. En 2021 quedó en pleno uso el Nuevo Visualizador Catastral y la nueva página web, que buscamos que fuera más amigable para la ciudadanía. En ella pueden ver todos los trámites que se pueden realizar, la guía de cada uno, si es presencial o no, a quién está dirigido, requisitos. Además tiene un chat online para consultas, que ha dado muy buenos resultados. Culminamos 2022 con la copia digital de plano de mensura, que era el último trámite que nos quedaba en papel. Hoy, con ese trámite, con la certificación digital, tenemos un Catastro cien por ciento digital”, expresó.

ABRIR LAS PUERTAS

En tanto organismo público, la misión de Catastro “es llegar al ciudadano, a los profesionales, darles un buen servicio para agilizar sus trámites. En este sentido, la digitalización es muy importante, porque la persona que vive en cualquier punto de la provincia o fuera de ella, con su clave fiscal puede solicitar un informe o un certificado. Se simplifica la gestión, no necesita venir a buscarlo a la dirección. Por otro lado, la digitalización, permite una trazabilidad, un control, y eso genera seguridad jurídica. Se sabe quién hizo tal acción, en qué fecha, la demora, etc.”, explicó la directora.

Bonilla destacó una premisa y un pilar de la gestión. La premisa es “tener un Catastro de puertas abiertas”, que se ha materializado a través de recorridos a lo largo y ancho de la provincia para dialogar y firmar acuerdos de cooperación con municipios (a la fecha, son 68) y también a través de la firma de convenios con distintos organismos, entre ellos, colegios profesionales (agrimensores, escribanos, abogados, martilleros y corredores públicos, ingenieros y arquitectos), el Banco Nación, el Superior Tribunal de Justicia de San Luis y la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS).

“Con los municipios estos acuerdos nos permiten trabajar colaborativamente en el ordenamiento territorial. Les facilitamos el acceso al sistema de Catastro y capacitación para poder usarlo, y ellos nos brindan información para actualizar y nutrir el sistema. A los colegios profesionales y otros organismos nacionales y provinciales se les da acceso al sistema con el fin de simplificar ciertas tramitaciones, lo que genera en definitiva un beneficio para el ciudadano”, refirió.

Está previsto que en agosto, Catastro firme un importante convenio con el Instituto Geográfico Nacional (IGN) para poner en funcionamiento una oficina de ese organismo en San Luis, lo que permitirá contar con asesoría técnica, entrenamiento en cuestiones cartográficas y capacitación.

A este último punto Catastro le da mucha importancia, aseguró Bonilla. “Hemos brindado capacitación a personal de otros organismos con los que hemos firmado convenios, por ejemplo, a los municipios en el uso del sistema catastral, y también nos capacitamos nosotros en diversas temáticas, que van desde el trabajo en equipo, la atención al público hasta cuestiones más técnicas”, indicó.

Contó que en Catastro hay personal técnico y otro personal que, si bien no lo es, con el paso de los años se ha especializado en la materia y está interesado en hacer bien su trabajo y en seguir formándose. “Por ello hemos traído a especialistas y hacemos capacitaciones internas”, dijo la funcionaria.

COMPARTIR INFORMACIÓN GEOGRÁFICA

El proyecto más importante en el que trabaja Catastro actualmente y que espera poder presentar antes del cierre de 2023 es el Observatorio Territorial Provincial, una síntesis de este camino recorrido por el organismo en los últimos años, que incluye esta apuesta a la digitalización, la capacitación y la vinculación con otros organismos gubernamentales y no gubernamentales.

¿De qué se trata el Observatorio? ¿Qué aporta?: “Tendrá incorporado el Catastro 3D, que es un nuevo visualizador cartográfico 3D. El Observatorio permitirá que la información geográfica que describe el territorio y su riqueza esté concentrada en un solo sistema, que se nutrirá de datos específicos y actualizados brindados por distintas fuentes. Está pensado como un sistema de fácil acceso, colaborativo, con participación de organismos gubernamentales y de otras entidades, como las universidades. Catastro es una de las partes y aportará su información. Además, podemos marcar camino con las normativas que hay en materia de cartografía, topografía o mapas, para que las partes puedan comunicarse y el sistema sea interoperable”, afirmó Bonilla. E ilustró: “Por ejemplo, el objeto de estudio de Catastro son las parcelas. La Secretaría de Ambiente podría sumar, entre otra información, el mapa de bosques de la provincia o de otros recursos naturales. Vialidad, el mapa de rutas. Esto va en la línea de lo que también se trabaja en otras provincias, que es la llamada infraestructura de datos espaciales”.

CATASTRO EN NÚMEROS

60 personas son parte del equipo de Catastro, un organismo que funciona en el cuarto piso de Ayacucho 945, edificio administrativo de la ex Casa de Gobierno.

Anualmente, Catastro:

  • Gestiona más de 58.000 trámites.

  • Realiza 6.000 copias de planos.

  • Hace 3.000 registros de planos de mensura.

  • Realiza 8.000 registros de dominios y minutas catastrales (trámite vinculado a la escrituración).

  • Hace 1.000 registros de mejoras.

  • Emite alrededor de 30.000 certificados e informes.

About Author