19 junio, 2024

JUZGAN AL HOMBRE QUE INGRESÓ CON UN REVÓLVER A UNA ESCUELA Y ATACÓ A SU EX PAREJA Y A UN REGENTE

Juan Dardo Marín comenzó a ser juzgado este miércoles por el Colegio de Jueces de la Primera Circunscripción, acusado de ingresar armado a la Escuela Técnica N° 37 de Juana Koslay y disparar contra su ex pareja y el regente del establecimiento; y de violar una orden de restricción.  Por estos hechos, el hombre de 41 años llega al debate oral con un pedido de condena de 15 años de prisión.

Marín está imputado por los delitos de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por ser perpetrado por un hombre contra una mujer agravado por el uso de arma en grado de tentativa en perjuicio de su ex esposa, Cintia Ortegas; homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en perjuicio de Víctor Durán, e incumplimiento de una orden judicial. Será representado por el Defensor Oficial, Esteban Sala.

El tribunal a cargo del juicio estará integrado por Fernando De Viana, como Presidente, Hugo Saá Petrino, como primer vocal y José Luis Flores como segundo vocal. Como Fiscal de Juicio actúa Virginia Palacios.

La primera audiencia comenzó a las 11 horas en la Sala Oral N° 2 de los tribunales de calle Rivadavia. El debate continuará mañana y para el viernes está previsto que se realicen los alegatos y luego se conozca el veredicto. El acusado se encuentra detenido con prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial.

La fiscal inició su teoría del caso con una referencia cronológica del hecho. También destacó que previo al acontecimiento, hubo 2 denuncias realizadas por la víctima, la segunda por violencia intrafamiliar y por la cual se solicitó una orden de restricción de acercamiento al acusado. Por su parte, la querella, representada por María Elena Aparicio, adhirió a los dichos de la Fiscalía.

La Fiscal sostuvo la calificación legal por la que llegó la causa a esta instancia de debate oral.

El Defensor Oficial, Esteban Sala, quien representa al acusado, sostuvo que el Ministerio Público Fiscal omitió cuestiones relevantes de las circunstancias por las cuales llevó a Marín a actuar de la forma en que lo hizo. Entre ellas detalló el desgaste de la pareja, su situación de drogadependencia y la falta de trabajo.

Además, solicitó que se tenga por abandonada a la querella por no solicitar en tiempo y modo oportuno su participación. En relación a esto, pidió al tribunal que en caso que sea rechazada su petición, se determine las facultades y alcances que tendrá la parte querellante durante el juicio. El Tribunal resolvió no hacer lugar al pedido de la defensa ya que este tipo de cuestiones debieron tratarse y plantearse con anterioridad.

EL HECHO

El hecho denunciado ocurrió el 25 de octubre del 2022 en la Escuela Técnica N° 37 “Ingeniero Germán Avé Lallemant”, donde Ortegas se desempeñaba como docente. De acuerdo a la acusación fiscal, ese día la víctima llegó a su trabajo cerca de las 14:45. Detrás de ella ingresó Marín, contra quién pesaba una orden de restricción de acercamiento emitida por el Juzgado de Familia Nº 3.

El hombre de 41 años llevaba una mochila negra de dónde sacó un revólver calibre 38. Cuando llegó a la oficina de Secretaría se paró frente a Ortegas y le enseñó el arma. La mujer corrió hacia la Regencia, donde estaba Durán. Entre los dos intentaron cerrar la puerta para impedir el ingreso de Marín.

El imputado, luego de forcejear disparó a la altura media de la puerta. Hizo dos detonaciones que quedaron retenidas en la abertura y luego ejecutó un tercer disparo que impactó en la zona de la rodilla de Ortegas. En un momento, Durán logró pedirle a un compañero que llame al 911. Mientras tanto, Marín amenazaba con dispararse ahí mismo. Minutos después, llegaron oficiales de la División de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM) y de la Comisaría 5° y detuvieron al agresor.

La mujer sufrió herida con arma de fuego en su pierna derecha con orificio de ingreso y egreso, sin compromiso óseo, ni vascular, según informó el parte médico del Hospital Central “Ramón Carrillo”. Para la fiscalía está acreditado el vínculo entre Marín y Ortegas y que la mujer se encontraba inmersa en un contexto de violencia de género tal como surge en los expedientes que se tramitan en los juzgados de Familia de la ciudad de San Luis.

About Author