30 mayo, 2024

LLEGA A JUICIO ORAL LA DEMANDA PENAL DE ANABELA LUCERO A UN CIUDADANO QUE OPINÓ EN FACEBOOK

La actual diputada provincial y candidata a Parlamentaria del Mercosur Anabela Lucero, inició una querella por el delito de “injurias” debido a que “se sintió ofendida en su honor”, ante el comentario que Javier Bosco, un ciudadano común sin participación política, había posteado en Facebook en mayo pasado.

Ocurrió durante la campaña a Intendente de la diputada provincial, quien se sintió “herida en su honor”, tras advertir el comentario que Bosco efectuó en la red de Mark Zuckerberg (dueño de Facebook), sobre una de las tantas propagandas proselitistas que desplegaba la por entonces candidata.

La opinión fue la siguiente: “A mí me sobran esperanzas para creer que vas a pasar por alguno de “los Boscos” a pagar los 4 meses que quedaste debiendo a mi abuelo por el alquiler del departamento (más gastos de reparación del mismo). Si no podés hacer eso… No vengas a prometer nada”.

Es decir, el ciudadano opinaba que si no podía arreglar una deuda histórica, “y moral dirían los abogados”, de alquileres con su familia (concretamente con su fallecido abuelo), no le podía creer nada respecto de sus propuestas como candidata a Intendente.

Ante ello la diputada y candidata a Intendente le envió una carta documento solicitando la “retractación” de Javier Bosco.

Apuntes de San Luis pudo conocer que éste no solo no se retractó, sino que además redobló la apuesta:

“Me rehúso rotundamente a retractarme de mis dichos, me rehúso a… aceptar que tenemos que callarnos la boca y no luchar por lo nuestro, por lo que nos corresponde, a que me digan ‘no te metas con los poderosos’ por miedo. No puedo retractarme por contar una verdad. No puedo mentir para ‘que no me pase nada’ o para ‘evitar el lio con esta gente…”; “Quiero que mi hija crezca sabiendo que jamás nadie, pero nadie (ni poderoso, ni adinerado) tiene el derecho de llevarla por delante, quiero que aprenda que en la verdad no hay tonos medios, que los valores y las actitudes cuentan como oro… que el respeto y la palabra en acuerdo tiene valor. Que entienda que está mal amenazar, que está mal adelantarse a una fila y sacar ventaja, que está mal robar y que está mal, por ejemplo, aprovecharse de una persona mayor que te alquila una casa sin tantos requisitos, sin tantas firmas, porque la palabra, decía mi difunto abuelo, tiene valor”, le respondió a su intimación.

La defensa de Bosco entiende que no hay ningún delito al opinar de esa manera sobre una candidata y actual funcionaria. Sino que esas opiniones quedarían exentas de condena, toda vez que la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene dicho que: “…los funcionarios públicos están más expuestos al escrutinio y la crítica del público”. Este “diferente umbral de protección se explica porque se han expuesto voluntariamente a un escrutinio más exigente”.

Incluso el concepto de “interés público” abarca en relación a los funcionarios públicos “…no solamente en cuanto hayan actuado dentro de sus funciones, sino también cuando las imputaciones se refieran a su vida privada, en la medida en que de ellas pueda trascender el interés público.”

Una de las últimas reformas al Código Penal dice expresamente que: “En ningún caso configurarán delito de injurias las expresiones referidas a asuntos de interés público…” (Art. 110 del Código Penal Argentino), y por si quedaran dudas lo vuelve a repetir en el párrafo final: “Tampoco configurarán delito de injurias los calificativos lesivos del honor cuando guardasen relación con un asunto de interés público”.

Al parecer la defensa de la actual Diputada de la Provincia de San Luis Anabela Lucero no se ha enterado de eso, o al menos no lo cree.

Tampoco lo cree la Jueza Mirta Ucelay, quien resolvió elevar la causa a juicio oral y público. Los defensores apelaron tal decisión y el próximo miércoles a las 10:00 h será la primera audiencia, oral y pública, donde el Tribunal de Impugnaciones, a cargo de las Dras. María Monserrath Bocco y Cintia Paola Martín, deberán dilucidar la cuestión.

Todo por una opinión en Facebook…

 

 

About Author