22 abril, 2024

PREVENTIVA PARA PAREJA DE CÓRDOBA ACUSADA DE REALIZAR HURTOS EN VEHÍCULOS CON INHIBIDORES DE ALARMA

Maximiliano López y Jessica Francia, oriundos de Córdoba, fueron trasladados al Servicio Penitenciario Provincial por orden del juez de Garantías N° 3 de la ciudad de San Luis, Marcos Flores Leyes. En una audiencia realizada este viernes a la mañana en la Sala de Oralidad N° 1 de los tribunales puntanos, el magistrado dio por formulados los cargos contra los dos jóvenes y les dictó la prisión preventiva por 120 días, tal como lo había solicitado la Fiscalía.

A los acusados se les imputó el delito de Hurto Calificado en Concurso Real, en calidad de coautores, por cinco hechos que ocurrieron a fines de agosto en distintas playas de estacionamiento de la capital puntana y que fueron captados por las cámaras del lugar. En la causa hay un tercer sospechoso, de apellido Reinoso, que se encuentra prófugo.

La fiscal Nº 4, María del Valle Durán, acompañada de la fiscal adjunta, Paula Antonella Romagnoli, dijo en su intervención que existían riesgos procesales en la causa, por lo que era necesario cautelar el proceso. “Además de la existencia de indudables elementos de convicción suficiente respecto de la existencia del hecho y de la autoría de los imputados; existe el real riesgo de fuga, toda vez que los imputados son de Córdoba, con domicilio en esa provincia, sin arraigo ni trabajo en San Luis”, dijo la funcionaria.

Estos 120 días ordenados por la justicia de Garantías será el plazo que tendrá el Ministerio Público Fiscal para reunir toda su evidencia y culminar con las pruebas pendientes en la causa, sin perjuicio de que puedan solicitar una prórroga. Vale recordar que el tiempo de la prisión preventiva es distinto al tiempo que podría recaer en caso de una eventual condena.

En ese sentido, la integrante del Ministerio Público Fiscal mencionó que de acuerdo al dinero que se les secuestró, el automóvil en el que circulaban “y la posibilidad de hospedarse en un hotel de la categoría del Punto Lavalle, hace suponer que cuentan con medios económicos para fugarse de la provincia y/o del país”. Y agregó: “debe tenerse en cuenta, además, que hay un tercer coautor que se resistió a la detención y se dio a la fuga, siendo esto un claro peligro de entorpecimiento de la causa”.

La defensa de los ambos jóvenes, representada ahora por el abogado Pedro Castro, rechazó la acusación de la Fiscalía y solicitó la libertad de los acusados durante el proceso y el dictado de una medida coercitiva menos grave que la prisión preventiva. “Pedir una preventiva es un anticipo de pena. Mis defendidos carecen de antecedentes y están a disposición de la justicia para lo que sea. Pedimos otro tipo de medidas como por ejemplo la firma del libro de Fiscalía en San Luis o donde el juez lo ordene; ellos tienen arraigo en esta provincia”, dijo Castro. López y Francia se abstuvieron de declarar.

Luego de escuchar a las partes, Flores Leyes expresó que el riesgo de fuga y el entorpecimiento de la investigación es real y que el arraigo en San Luis no ha sido comprobado, por lo que ordenó la prisión preventiva por un lapso de cuatro meses mientras continúa la investigación. La audiencia de este miércoles fue la continuidad de la que se celebró el 1° de septiembre y donde el abogado defensor de ese momento, Emmanuel Correa Otazú, solicitó los ocho días de prórroga de detención para estudiar el expediente.

LOS HECHOS

De acuerdo a la investigación, el primer hecho sucedió el 29 de agosto a las 17:28 horas. Ese día, Francia y López, junto a Reinoso, se dirigieron en una Volkswagen Surán gris hacia la playa de estacionamiento de un supermercado ubicado en Presidente Perón al 1000, y abrieron un vehículo Toyota Corolla mediante la utilización de un inhibidor de señal de alarmas y cierres centralizados.

Del interior del auto sustrajeron una mochila negra que contenía una MacBook Pro 13, una billetera con toda la documentación de la dueña del rodado y de su hija; un set completo de maquillajes, una campera turquesa, lentes de sol, auriculares, copia de llave del vehículo y cuadernos.

Dos horas después fueron hasta un hipermercado de la Avenida del Fundador y bajo la misma modalidad abrieron una camioneta Amarok gris y se llevaron dos notebooks marca Lenovo, de acuerdo a la descripción de los hechos realizada por la Fiscalía.

El tercer hecho ocurrió presuntamente un día después, entre las 10:30 y las 11 horas, en la playa del supermercado de Avenida Centenario y Riobamba. Allí, con el mismo inhibidor, abrieron un Peugeot 408 y sustrajeron cien mil pesos. Luego, a la tarde, volvieron al súper de la Avenida Perón y sustrajeron de un Toyota Corolla rojo una caja que contenía perfumes, cremas y productos de cosmetología, valuados en 800 mil pesos.

Unas horas después, cerca de las 20:30, el trío volvió al hipermercado y mediante el inhibidor de señal sacaron de otro Peugeot 208 blanco, una cartera, ropa, lentes, documentación y 50 mil pesos.

Luego de las tareas investigativas de la policía, se identificó la Surán donde se movilizaban los tres imputados y se dio la alerta al personal de Brigada de Calle del Departamento de Investigaciones, quienes encuentran el vehículo en la playa de estacionamiento “Santa Rita”, ubicada en Avenida Presidente Perón entre las calles Pedernera y Lavalle.

Allí es detenida Francia mientras que Reinoso se da a la fuga. De la inspección del vehículo se encuentra un inhibidor de color negro y una llave de hotel Punta Lavalle con el número 113; por lo que se dirigen a dicho hotel y encuentran a López en el momento que intentaba retirarse del lugar con bolsos en los que se encontraron muchos de los elementos denunciados como sustraídos por los damnificados. Reinoso se había retirado previamente en un taxi.

 

 

 

About Author