24 julio, 2024

PIDEN PENA EN SUSPENSO PARA ACUSADO DE ATROPELLAR Y CAUSAR LA MUERTE DE UNA MOTOCICLISTA

Santiago Cabanay Sasso comenzó a ser juzgado este miércoles por la muerte de Marcela Castro, una motociclista de 24 años que fue embestida por una camioneta Toyota Hilux conducida presuntamente por el imputado. El hecho ocurrió el 1° de febrero de 2017 a la noche en la intersección de Autovía Eva Perón y San Juan de la ciudad de San Luis y la joven falleció trece días después por las heridas sufridas en el impacto.

En la audiencia de hoy, la fiscal de Juicio, María Eugenia Zabala Chacur, solicitó a la Cámara Penal N° 2 Residual de la Primera Circunscripción, que la causa que se investiga concluya bajo el procedimiento de juicio abreviado y que el acusado sea condenado a 3 años de prisión en suspenso y 5 años de inhabilitación por el delito de homicidio culposo en accidente de tránsito, agravado por la violación a la señalización de los semáforos.

“Esta Fiscalía considera que hay elementos suficientes para estimar que al encartado le correspondería la imposición de una pena inferior a seis años”, dijo Chacur. En su requisitoria fiscal, la funcionaria explicó que el Código Penal Argentino prevé para este tipo de delitos una pena mínima de tres años y una máxima de seis, y ante la falta de antecedentes condenatorios del acusado, conforme informe del Registro Nacional de Reincidencias, y de no advertir circunstancias agravantes, la pena propuesta se ajusta a derecho.

El pedido de Chacur contó con el consentimiento de Cabanay Sasso y el Defensor Oficial en lo Penal, Esteban Sala. El abogado querellante, Víctor Lazarte, se opuso al acuerdo. En las próximas horas el tribunal, integrado por su presidente, Hugo Guillermo Saa Petrino, y las vocalías de Adriana Lucero Alfonso y Julio Fernando De Viana, informará si homologa o no el acuerdo arribado entre las partes.

El juicio abreviado es una de las formas alternativas de culminar un proceso penal mediante el cual el acusado de un delito reconoce la existencia del hecho, su participación como autor, cómplice o instigador y acepta la calificación legal que le otorga a ese hecho el fiscal.

Cabanay, de 27 años, reconoció el hecho, admitió su participación y responsabilidad y aceptó la propuesta presentada por Fiscalía.

Castro trabajaba como vendedora en una zapatería ubicada en 9 de Julio casi Colón. Cuando se produjo el choque volvía a la casa que compartía con su novio, en el barrio Faecap. Transitaba en su Motomel azul 110 hacia el norte, por calle San Juan, cuando la chocó la Toyota Hilux.

El informe pericial elaborado en el marco de la causa, estableció que el conductor de la camioneta se conducía por la autovía Eva Perón en dirección de este a oeste a una velocidad superior a los 65 kilómetros por hora y al llegar a la intersección con calle San Juan traspasa el cruce de las arterias correspondientes sin atender a la luz roja del semáforo que le impedía el paso.

“Dicho cruce antirreglamentario resultó ser la causa eficiente del impacto de la motocicleta que, habilitada por el semáforo, cruzaba dicha intersección”, dice un fragmento de la acusación fiscal. El informe médico determinó que la muerte de la víctima se produjo como consecuencia de la gravedad de las lesiones producidas en el choque y que incluyeron traumatismos de tórax y encefalocraneano.

About Author