16 junio, 2024

LA UNVIME PRESENTÓ DENUNCIA ANTE LA FISCALÍA FEDERAL POR SABOTAJE A SUS SISTEMAS CONTABLES

La formuló el pasado jueves 7 de diciembre el Rector de la Universidad Nacional de Villa Mercedes, Marcelo Sosa, a partir del ataque sufrido en los sistemas contables, el día 28 de noviembre del corriente.

“Lo ocurrido es realmente gravísimo y no reconoce antecedentes en nuestra institución. Afortunadamente el profesionalismo del personal que está a cargo del área de Hacienda permitió neutralizar este ataque, pero sin dudas constituye un delito muy grave que va a ser investigado hasta las últimas consecuencias”, indicó el rector.

Como se informó oportunamente, el personal que se desempeña en el área de Liquidación de Sueldos efectuó el trabajo de carga de información conforme a las nuevas paritarias salariales, con el objetivo de que se cumplirá al día siguiente con el trámite final que se comunica a la entidad bancaria.

Sin embargo, al presentarse el día 29 se encontró con la novedad de que el sistema SIU-Mapuche utilizado para este fin “había sido alterado y modificado”.

“Las modificaciones consistieron en la alteración de descripciones, categorías y fórmulas de cálculo del sistema, lo que perjudicó el trabajo de las agentes administrativas y los haberes de más de 500 empleados, generando un desequilibrio en los montos de sueldos”, dice en uno de los párrafos la presentación legal.

Sobre la base de los hechos relatados, se presume que los autores de la “acción ilícita actuaron de forma dolosa y sin autorización, conociendo claves y fórmulas del sistema, a través de la introducción, alteración, borrado o supresión de datos informáticos o mediante cualquier forma de atentado al fundamento de un sistema informático, con la intención de producir un perjuicio patrimonial a la Universidad”.

La denuncia presentada se funda en el Art. 153 Bis del Código Penal, que “sanciona a quien sin autorización accede, introduce, altera, borra, o suprime datos informáticos o atenta contra el funcionamiento de un sistema informático, con la intención de producir un perjuicio patrimonial a otro, sin perjuicios de otros tipos penales más graves que pudieran corresponder o resultar de la investigación”.

En la denuncia se hace constar que este acceso no autorizado al sistema constituye una violación a la “información privada de los datos informáticos que son privados, ya que son personales de los empleados de la Universidad”.

También se señala que la intención fue producir un “perjuicio patrimonial” a la institución, “ya que la alteración de los datos provocó un desequilibrio en los montos de sueldos, lo que hubiera generado un gasto exorbitante para la Universidad y deudas en relación al sistema de seguridad social”.

A modo ejemplificativo, uno de los sueldos liquidados de una docente superaba los 21 millones de pesos.

En la denuncia se presentan a modo de Prueba el Acta confeccionada por agentes de la UNViMe que acredita la alteración del sistema SIU-Mapuche por el área de Hacienda, print de pantallas con datos personales, financieros, académicos que fueron accedidos por los autores de los hechos, fotografías tomadas por los agentes administrativos y declaraciones de diferentes testigos, que son los agentes involucrados en esta tarea de liquidación de sueldos y funcionarios de mayor rango, como los Secretarios de Hacienda y Administración y General.

La denuncia que lleva la firma del Rector Marcelo Sosa solicita “se proceda a designar peritaje informático por el cuerpo profesional forense para que determine ingresos al SIU-Mapuche, autorizados al ingreso, niveles de autorización, IP de ingresos y/o todo otro dato relevante para el esclarecimiento de los hechos”.

 

 

 

 

 

About Author