22 junio, 2024

POGGI APLICÓ EL EJEMPLO DE PEDERNERA: PRIMERO COBRAN LOS EMPLEADOS Y DESPUÉS LOS FUNCIONARIOS

El gobierno dispuso la medida atento al déficit fiscal de $125.000 millones heredado de la gestión anterior. De esta manera se recoge el ejemplo histórico del ex gobernador de San Luis, Juan Esteban Pedernera, quien dispuso lo mismo en 1859.

El gobernador Claudio Poggi anunció que, ante el difícil panorama provocado por el déficit fiscal que dejó la administración anterior, los funcionarios recién van a cobrar sus sueldos el 16 de enero. De esa manera, se liberan fondos en una provincia fundida para que los beneficiarios del Plan de Inclusión Laboral puedan recibir el 100% de sus haberes a fines de diciembre.

Se mantendrá por ahora la decisión de que los empleados públicos de planta cobren sus salarios en dos veces. Una parte a fin de año y la otra el 16 de enero, cuando los funcionarios reciban la totalidad de sus sueldos.

El anuncio se conoció en la reunión de gabinete ampliada llevada a cabo en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, donde Poggi reiteró que toma estas medidas “con profundo dolor y bronca”, pero que son inevitables debido al desastroso estado en el que encontró las finanzas públicas.

PEDERNERA

Luego de la Batalla de Caseros del 3 de febrero de 1852, el General Juan Esteban Pedernera jugó un papel relevante en la nueva etapa que se iniciaba, convirtiéndose en un referente nacional y hombre de confianza de Justo José de Urquiza.

En 1855 volvió a nuestra provincia designado Jefe de Fronteras de Córdoba y San Luis. En pleno ejercicio de dicho cargo participó en la fundación del Fuerte Constitucional, que con el tiempo sería Villa Mercedes. Posteriormente se encontró ocupando puestos de mayor responsabilidad.

Su desempeño y prestigio lo llevaron en 1859 a ser electo gobernador de San Luis.

Relata Carmen Guiñazú de Berrondo en su obra “El Búho de la tradición” (1924), que en cierta oportunidad se presentó ante el gobernador Pedernera su secretario, portando el sueldo correspondiente a su cargo. Antes de proseguir el mandatario preguntó si todos los empleados habían cobrado, a lo cual el secretario respondió que no todos lo habían recibido por falta de fondos. Entonces, alzando la vista y fijándola en el secretario, Pedernera le dijo: “Llévense ese dinero, y prevenga a quien corresponda que los sueldos de los empleados deben ser abonados en orden inverso a la importancia de los cargos”. (Guiñazú de Berrondo, 1924: 53)

About Author