16 junio, 2024

EL OFICIALISMO RESIGNA LA REFORMA POLÍTICA MIENTRAS BUSCA LOS VOTOS PARA EL RESTO DE LA LEY ÓMNIBUS

El PRO, la UCR, UxP y hasta un sector de los libertarios se mostraron contrarios a la modificación del sistema electoral. El Gobierno se llevó del plenario de comisión la primera gran oposición a uno de los capítulos de la mega ley

La segunda jornada del debate de la Ley Ómnibus en el plenario de comisiones estuvo signada por dos gestos del ministro del Interior, Guillermo Francos, el principal expositor del Gobierno que fue a defender la principal iniciativa enviada para ser discutida en sesiones extraordinarias. El primer fue el reconocimiento de “errores de redacción” en la mega ley y el segundo el reconocimiento de que no cuentan con los votos para la ambiciosa reforma política que impulsó el presidente Javier Milei.

Tras una primera jornada de fuertes peleas entre los bloques, los diputados se mostraron más ordenados a la hora de encauzar el debate, pero también hubo momentos de mucha tensión y el oficialismo se enfrentó a una oposición que, sin articular una postura, se mostró en la misma línea a la hora de rechazar la reforma electoral, algo que el oficialismo podría dejar en el camino en busca de asegurarse votos para el resto de los capítulos de la ley.

Se mantuvieron algunos reclamos, como el que hizo el presidente del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez, quien fue el primer orador de la jornada, y al igual que ayer señaló que “seguimos sin encontrar en la grilla los nombres de Luis Caputo, Federico Sturzenegger y el jefe de Gabinete Posse que son los máximos responsables de esta ley”.

Con este nuevo estilo que busca imponer La Libertad Avanza, que establece no sólo horarios de inicio sino también de finalización de las comisiones, algo que molesta bastante a la oposición, la segunda jornada la inició el ministro del Interior, Guillermo Francos, encargado de exponer sobre la reforma electoral que tiene incluido el proyecto de ley denominado “Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos”.

En el extenso apartado electoral del proyecto de la ley Ómnibus incluyó una profunda modificación del sistema, que incorpora no sólo la eliminación de las PASO y la implementación de la Boleta Única, sino que incluye también el cambio del sistema de votación de lista completa para reemplazarlo por un modelo de circunscripciones uninominales.

https://www.youtube.com/watch?v=IbBglvSQ7q4

Aunque Francos se tomó su tiempo para explicar lo que entiende que será beneficioso de la reforma electoral. Y aprovechó el clima calmo y las medialunas que iban colmando las mesas para explayarse en defensa del proyecto, algo que no surtió mucho efecto entre los presentes.

El presidente del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez fue el primero en mostrar el desacuerdo con la reforma electoral. Mientras no paraban de llegar diputados de UxP -no hubo espacio suficiente y tuvieron que traer más sillas porque básicamente estuvo presente el 80% del bloque que se iba cambiando de lugar dependiendo del tema a debatir- arrancó el debate señalando que no lograba comprender “qué hacemos discutiendo legislación electoral a los empujones.

Es un tema que a muchos de nosotros nos interesa, nos interesa el tema electoral, pero en extraordinarias. Además, si vamos a un esquema de circunscripción el financiamiento de la política la van a hacer las corporaciones y grupos concentrados de cada circunscripción y los diputados van a dejar de ser diputados del pueblo sino de las corporaciones. Y hasta de la economía ilegal, como por ejemplo el narcotráfico”.

Esta idea fue compartida por la diputada del PRO, Silvia Lospennato quien no sólo señaló lo que decía Martínez respecto de la posibilidad del financiamiento narco, sino que entendía que en extraordinarias no era el momento para discutirlo. “Creemos que hay que discutirlo, pero en ordinarias”, señaló la diputada especialista en temas electorales, quien entiende que el proyecto tiene “muchísimos errores” y que, además, volvió a pedir que se trate también la ley de ficha limpia, algo que el ministro Francos señaló que iban a hacer.

En la misma línea se mostraron la diputada radical Soledad Carrizo y la legisladora del bloque Hacemos Coalición Federal, Margarita Stolbizer, quienes esbozaron fuertes críticas al cambio electoral y a la modificación al sistema de financiamiento. Con estos discursos quedó claro que ninguna de las fuerzas políticas, que concentran casi el 70% de los votos de la Cámara de Diputados de la Nación, avala la modificación del sistema electoral que propone el Ejecutivo en la Ley Ómnibus.

Pero la oposición no fue sólo del resto de los bloques, sino que también hubo voces del oficialismo que se mostraron contrarias al proyecto y así lo dejó en claro Santiago Pauli, diputado libertario de Tierra del Fuego, distrito que perdería representatividad frente a un mayor espacio para la provincia de Buenos Aires.

Un párrafo aparte fue, nuevamente, el cruce entre el bloque de la izquierda y José Luis Espert en su rol de presidente de la Comisión de Presupuesto. En esta ocasión, la discusión se produjo mientras tenía la palabra Nicolás del Caño, a quien le cortaron el micrófono en cinco ocasiones, lo que generó gritos de parte de todos los miembros del bloque de izquierda. “Cinco minutos al frente del plenario y es un quilombo”, dijo un diputado del PRO en relación a Espert.

Luego del rechazo generalizado a la reforma electoral y algunos cuestionamientos a la reforma ambiental y de la ley de turismo, llegó el momento de la defensa de parte del proyecto por parte del ministro Francos. Tanto es así que una vez que había quedado claro que no había consenso para avanzar en la reforma electoral, Francos tomó la palabra y dijo: “Agradezco los comentarios, percibo que hay un apoyo muy grande al proyecto, soy un intuitivo”, lo que generó risas y aplausos de parte de los presentes.

Luego el ministro señaló que “si no están los votos -para la reforma electoral- no se va a detener el debate de la ley ómnibus”. Esta frase generó un rumor en algunos sectores que observan con muchas dudas que el Gobierno no aclara, de todos los temas que tiene la ley, qué es lo que realmente entiende como urgente e importante.

“El poco énfasis que le pusieron a la defensa de la reforma electoral parece que lentamente empiezan a mostrar que pusieron para negociar, ahora nos falta saber qué es lo que realmente quieren aprobar”, explicó un diputado de Unión por la Patria.

 

 

 

 

About Author