23 febrero, 2024

INSÓLITO: UN LADRÓN PERDIÓ SU PIERNA ORTOPÉDICA MIENTRAS INTENTABA ESCAPAR DE UN ROBO EN MAR DEL PLATA

El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad. El sospechoso fue atrapado y golpeado por los vecinos, pero no quedó detenido.

Para los delincuentes de las zonas turísticas, el inicio de la temporada de verano y el aumento de visitantes en las ciudades se convierten en un escenario ideal para conseguir víctimas y cometer nuevos delitos. En este contexto, un insólito suceso ocurrió en las últimas horas en Mar del Plata, donde un ladrón con una pierna ortopédica protagonizó una huida fallida al intentar escapar de un robo y perder su prótesis en el camino.

El hecho ocurrió en el barrio marplatense de Puerto, más precisamente en la intersección de las calles Alejandro Korn y Gaboto. Por dicho cruce caminaban un hombre y una mujer, quienes fueron sorprendidos por dos motochorros a pocos metros de la esquina. Uno de ellos descendió del vehículo y los amenazó para sacarles sus pertenencias, mientras el otro aguardaba arriba del rodado en marcha para escapar.

El delito se concretó en cuestión de segundos. Sin embargo, cuando el que sustrajo los objetos de valor intentó volver a subirse a la moto, comenzó el problema que desencadenó una escena tan increíble como bizarra: al conductor se le apagó el motor antes de que su compañero lograra subirse y perdió la estabilidad, por lo que se cayó al piso frente a los damnificados.

La caída tuvo dos complicaciones extra. La primera fue que los afectados empezaron a perseguir a los involucrados para recuperar sus cosas. Y la segunda, que el motociclista que manejaba contaba con una pierna ortopédica que se le desprendió por el impacto contra el suelo.

En consecuencia, el otro ladrón -que escapaba de sus víctimas- debió levantar la prótesis con un rápido movimiento y empezar a empujar a contrarreloj la moto. Lo hizo con su colega arriba del vehículo, a fin de alejarse del lugar donde habían cometido el hurto.

El momento quedó registrado por las cámaras de seguridad de la zona, las cuales captaron desde el ilícito hasta el escape fallido de ambos, el cual finalizó apenas unos segundos después cuando el vehículo giró en la esquina y el conductor -con la pierna ortopédica en su mano- se volvió a caer.

En consecuencia, su acompañante decidió dejarlo atrás, se subió solo al rodado y aceleró. Atrás, el otro delincuente intentó perseguirlo sin éxito mientras saltaba en un pie sosteniendo su prótesis.

Apenas un rato después entra en escena un grupo de vecinos, quienes se acercaron para hacer justicia por mano propia. En este marco, uno de ellos pegó una fuerte patada voladora al lisiado que lo hizo caer una vez más y el resto de los presentes se acercaron velozmente para propiciarle varios golpes que lo dejaron tendido en el piso.

Alertada por la situación, la policía local arribó al lugar de los hechos. No obstante, tras tomar los testimonios de los presentes en el lugar, los agentes que intervinieron decidieron dejar en libertad al hombre discapacitado.

La decisión fue de acuerdo al relato que él mismo dio a las autoridades. Según consignaron medios locales, al ser interrogado, aseguró también haber sido víctima del otro ladrón, por lo que no fue apresado.

 

 

 

 

 

About Author