24 julio, 2024

ESTUDIAN MEJORAS PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN TRANSPORTE, DEPORTE Y LUGARES DE ATENCIÓN

La secretaría de Personas con Discapacidad analizó todos estos temas con los intendentes de Fraga y La Punta para mejorar la calidad de vida de la población que necesita del apoyo del Estado.

El titular de la cartera de discapacidad, Luis Giraudo, está recorriendo diversas localidades para analizar con los intendentes las mejoras que se pueden aplicar y que sean de utilidad para personas con movilidad reducida.

Con el jefe comunal de Fraga, Gastón Argenio, abordó cuestiones referidas al transporte, sobre todo a las líneas de colectivos interurbanas, que tienen mucha demanda tanto de Fraga a San Luis como a Villa Mercedes. También hablaron sobre el cupo para discapacitados y la importancia de hacerlo respetar.

Otro tema importante es la posibilidad de tener el Fraga un lugar físico donde recibir las demandas sobre discapacidad. “Es de suma importancia que las personas con discapacidad cuenten con un lugar propio, donde vuelquen sus dudas y puedan tramitar sus quejas”, destacó Giraudo.

En su visita al intendente de La Punta, Luciano Ayala, el funcionario llegó acompañado por Omar Burnet del área de Coordinación San Luis. El motivo principal fue la firma de convenios para trabajar en conjunto entre la intendencia y la secretaría, la inclusión laboral y los accesos necesarios para la libre movilidad de las personas con discapacidad.

DESARROLLO HUMANO

Por otro lado, el secretario de Personas con Discapacidad, Luis Giraudo, se reunió con el director de Emergencia Social del ministerio de Desarrollo Humano, Alfredo Álvarez. Analizaron las dificultades que padecen numerosas personas que no están registradas, por carecer del Certificado Único de Discapacidad (CUD).

Los funcionarios dialogaron sobre cómo mejorar la atención de aquellos sanluiseños que se domicilian en pueblos o parajes del interior de la provincia, planteándose el caso de algunos con determinados trastornos, como el autismo, que no pueden expresar sus dolencias ante el facultativo médico o la trabajadora social.

En este marco, nuevamente se coincidió en la necesidad de llevar adelante un relevamiento exhaustivo para determinar con certeza el número de personas discapacitadas, y por otro lado, coordinar con el personal que se encuentra a cargo de los hospitales de día y centros de salud, para que presten mayor atención en estas circunstancias.

About Author