21 febrero, 2024

AL FINAL “PIPI” ALÍ SE TOMARÁ LICENCIA Y ASUMIRÁ “POR UN TIEMPITO” COMO DIPUTADO NACIONAL

En San Luis todo puede pasar, hasta lo más delirante: como que un intendente pida licencia por 10 meses para asumir como diputado nacional. Ernesto “Pipi” Nader Alí, de La Toma, lo hizo.

Los concejales con mayoría propia que le responden no vieron ninguna incongruencia ni ilegalidad y se lo permitieron, en la sesión extraordinaria celebrada este miércoles. Con lo cual mantendrá los dos cargos por los que fue electo en 2023.

Aunque parezca insólito, Alí gozará de licencia como intendente y sin goce de haberes desde el 18 de enero al 18 de noviembre, tiempo durante el cual se desempeñará como diputado nacional, a pesar que dicho mandato se extiende hasta el 2027.

Pero si se aburre, o cambian las condiciones o si se le ocurre, podrá volver antes. O tal vez, quién sabe, pedir una prórroga de la actual licencia y quedarse en Buenos Aires. Todo puede mandar en el “Mundo-Alí-todo-se-puede”.

No le avergüenza haber declarado: “Nunca fui un candidato testimonial. Voy a asumir como diputado”, como hizo el 24 de octubre. Tampoco haber mentido luego: “Convocaremos a elecciones y disputaremos la Municipalidad con mucha fuerza y garra. Yo conduzco en La Toma y quiero seguir conduciendo”.

Finalmente no renunció, tampoco convocó a elecciones y mantiene los dos cargos, por las dudas.

La concejal de Avanzar, Ana Novillo, criticó la decisión del jefe comunal: “Debemos traer a la memoria la Ley de Régimen Municipal en la cual establece en el capítulo tres que los intendentes tienen la obligación de asistir diariamente a su despacho y no pueden ausentarse por más de tres días sin antes hacerlo conocer al Concejo. El decreto de llamado a extraordinarias que habla de la licencia no hace mención a ninguna de las causas de la petición que hace, no sabemos cuál es el motivo, el por qué se va a ausentar por 10 meses”.

Por otro lado, dijo que Alí asumió como jefe comunal y en el acto emitió un “discurso lleno de futurismo” pero “repentinamente se nos avisa que se va a retirar. Nos preguntamos, ¿dónde quedó ese compromiso con el pueblo? No sé cómo el oficialismo puede acompañar algo vacío, nulo e inconstitucional”.

“Esto es vergonzoso y una falta de respeto hacia los vecinos de La Toma que lo votaron porque quien va a guiar los destinos de nuestro municipio no va a ser él, sino que queda en manos del presidente del Concejo”, reprochó.

Posteriormente Novillo junto a su compañera de bloque, Mara Luna, se retiraron del recinto.

En el despacho de comisión, que se redactó luego de un cuarto intermedio, los concejales de Unión por San Luis Mayka Garoglio, Carlos Arce, Reinaldo Escudero y María Cristina Quevedo manifestaron: “No se advierte inconveniente alguno para una correcta gestión municipal el otorgamiento de la licencia solicitada, atento a la necesidad de que como cualquier otro funcionario puede el intendente solicitar una licencia”.

Además, hicieron hincapié en que el artículo 262 de la Constitución provincial le permite a Alí retener el cargo.

De todas maneras, el dirigente albertista tiene la posibilidad de que ante “cualquier hecho, circunstancia o impedimento que así lo amerite” pueda interrumpir o concluir la licencia.

Ahora, el Municipio quedará a cargo del presidente del cuerpo, Yael Díaz mientras que en la conducción de la Legislatura municipal estará Garoglio.

Por encima de ellos, claro, seguirá estando el intendente de licencia y diputado nacional Ernesto “Pipi” Alí, el hombre que les dice a todos que será el próximo gobernador de la provincia, porque se anima a hacer cualquiera, con total carencia de escrúpulos y de ética. Total la gente después de olvida, confía.

 

 

 

 

About Author