30 mayo, 2024

CONFIRMAN QUE 2023 FUE EL AÑO MÁS CALUROSO DE LA HISTORIA Y LA ONU ADVIRTIÓ POR UN “AVISO CATASTRÓFICO”

El año pasado fue el más caluroso registrado en el planeta y probablemente el más cálido del mundo en los últimos 100.000 años, informó el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea el martes en su balance anual

Este fue un hito muy esperado por los científicos, después de que se rompieran repetidamente récords climáticos durante el transcurso del año. Desde junio, cada mes fue el más caluroso registrado en comparación con el mes correspondiente en años anteriores. Entre junio y diciembre el mundo registró ocho meses consecutivos de récords mensuales. Julio de 2023 fue el mes más caluroso registrado, seguido inmediatamente por agosto de 2023.

“Este ha sido un año muy excepcional en términos climáticos… en una liga propia, incluso en comparación con otros años muy cálidos”, dijo el Director de Copernicus, Carlo Buontempo.

Copernicus confirmó que 2023 fue el año más caluroso en los registros de temperatura global desde 1850. Al contrastarlo con registros de datos paleoclimáticos a partir de fuentes como anillos de árboles y burbujas de aire en glaciares. “Probablemente superan las de todos los períodos durante al menos 100.000 años”, aseguró Samantha Burgess, directora adjunta de Copernicus.

En promedio, en 2023, el planeta estuvo 1,48°C más cálido que en el período preindustrial de 1850-1900, cuando los humanos comenzaron a quemar combustibles fósiles a escala industrial, liberando dióxido de carbono a la atmósfera.

Fue el primer año en el que cada día fue más de 1°C más caliente que en la época preindustrial. Por primera vez, dos días, ambos en noviembre, estuvieron 2°C más cálidos que en el período preindustrial. El año pasado fue 0,17°C más caluroso que en 2016, el año más caluroso anterior, rompiendo el récord por un margen “notable”, dijo Buontempo.

Casi 200 países acordaron en el Acuerdo de París de 2015 tratar de evitar que el calentamiento global supere los 1,5°C en pos de evitar consecuencias graves. El mundo todavía no superó los 1,5°C, pero Coperpernicus dijo que las temperaturas habían superado el nivel en casi la mitad de los días de 2023, estableciendo “un precedente grave”.

La profesora de Cambio Climático en la Universidad de Newcastle Hayley Fowler dijo que 2023 subrayó la necesidad de actuar “extremadamente urgente” para reducir las emisiones. “La velocidad del cambio en el mundo político y la voluntad de realmente reducir las emisiones de gases de efecto invernadero no coincide con la velocidad del cambio del clima extremo y el calentamiento”, aclaró Fowler.

A pesar de la proliferación de objetivos climáticos de gobiernos y empresas, las emisiones de CO2 siguen siendo altas. Las emisiones mundiales de CO2 derivadas de la quema de carbón, petróleo y gas también alcanzaron niveles récord en el 2023.

El año más cálido de la historia es “un simple aviso del futuro catastrófico que se anuncia si no actuamos ya”, dijo este martes Stéphane Dujarric, vocero del secretario general de la ONU, en Nueva York. Sin embargo, el secretario general de la ONU, António Guterres, “sigue pensando que todavía se puede evitar lo peor, a condición de que respondamos a los “récords de temperaturas con acciones revolucionarias”, subrayó.

Además, en el 2023 las temperaturas fueron impulsadas por el fenómeno climático El Niño, que calienta las aguas superficiales en el océano Pacífico oriental y contribuye a aumentar las temperaturas globales. La temperatura media de la superficie marina también batió récords en todos los océanos del mundo, advirtió Copernicus.

Los indicadores marinos son un dato clave porque el mar sirve de regulador de la temperatura, absorbiendo excesos de calor y de CO2. Estas temperaturas amenazan la vida marina, aumentan la intensidad de las tormentas y calientan la atmósfera.

Este aumento también tiene el efecto de acelerar el derretimiento de las plataformas de hielo flotantes de Groenlandia y la Antártida, cruciales para retener agua dulce de los glaciares y prevenir un aumento masivo del nivel de los océanos.

No obstante, los científicos aún no saben es si el calor extremo del 2023 es un signo de que el calentamiento global se está acelerando. Esta anomalía debe ser registrada durante “al menos 20 años” para considerar que el clima global ha alcanzado este límite, aclaró el observatorio. Carlo Buontempo declaró que es “demasiado pronto para saber” si el cambio climático se está acelerando.

“Si hubo un cambio de fase o un punto de inflexión, o si es un año anormalmente cálido, necesitamos más tiempo y más estudios científicos para entenderlo”, dijo Burgess. “Incluso sin El Niño, 2023 sigue siendo un año muy inhabitual”, añadió.

Cada fracción de aumento de temperatura agrava los desastres climáticos. En 2023, se registraron olas de calor mortales desde China hasta Europa, lluvias extremas que causaron inundaciones que mataron a miles de personas en Libia y la peor temporada de incendios forestales registrada en Canadá.

El fenómeno estacional El Niño acentuó la tendencia y contribuyó a perturbar el clima en todos los rincones del planeta, desde los incendios hasta las sequías extremas en África, Medio Oriente, o las elevadas temperaturas en pleno invierno en Australia y el Cono Sur.

“Pequeños cambios comparables en las temperaturas globales tienen enormes impactos en las personas y los ecosistemas”, dijo Friederike Otto, científica del clima que colidera la colaboración global de investigación meteorológica World Weather Attribution. “Cada décima de grado importa”, agregó.

Las consecuencias económicas del cambio climático también están aumentando. Estados Unidos sufrió al menos 25 desastres climáticos y meteorológicos con daños que superaron los 1000 millones de dólares, mientras que las sequías arrasaron los cultivos de soja en la Argentina y el trigo en España.

 

 

 

 

 

 

About Author