24 julio, 2024

LA ELIMINACIÓN DEL BOLETO GRATUITO IMPACTARÁ SOBRE LA SEGURIDAD VIAL Y LA CONTINUIDAD DEL SERVICIO

De acuerdo a lo que anunció el Gobierno Nacional el pasado jueves, las provincias del interior dejarán de percibir los subsidios destinados al transporte público de pasajeros. Esto prendió todas las alarmas a lo largo y ancho del país ya que hace algunos días, varias empresas confirmaron la suba de los pasajes en el interurbano, corta y larga distancia.

 En Villa Mercedes, la preocupación es mayor ya que, hasta ahora, la ciudad cuenta con el beneficio del Boleto Gratuito para estudiantes, jubilados, trabajadoras del hogar, entre otros sectores, el cual es un hecho que desaparecerá.

Pero más allá del golpe al bolsillo que esto representa para miles de personas, y no solo a los usuarios del Boleto Gratuito, la eliminación de esta ayuda a los sectores vulnerables traerá otras consecuencias.

El Boleto no solo fue una medida del Municipio para acompañar a la comunidad, sino que también tiene una perspectiva que apunta a mejorar la seguridad vial.

Según la información que ha brindado la Comuna en reiteradas oportunidades, desde que se implementó la utilización de este carnet en 2021, los accidentes se redujeron en gran cantidad. Lo mismo ocurrió con la disminución del uso de las motocicletas, vehículo que en entre 2018 y 2019 trajo grandes dolores de cabeza al ejecutivo, que tuvo que anunciar una “epidemia sobre ruedas”.

El beneficio del boleto gratuito llevó a un uso masivo del colectivo, lo que llevó a que organizara mejor el tránsito vehicular y permitió que las familias de varios integrantes puieran viajar más seguros utilizando dicho medio de transporte.

Con los nuevos montos que tendría el boleto urbano, que según cifras nacionales se ubicaría entre $1.000 y $1.200 sin ningún tipo de subsidio, peligra incluso la propia prestación del servicio en la ciudad, debido a que con seguridad bajará la cantidad de usuarios.

Actualmente la empresa Sol Bus estima en más de 30 mil los pasajeros registrados, número que se alcanzó a partir de la gratuidad, puesto que anteriormente la cantidad de personas que utilizaba el ómnibus era mucho menor y el corte de boleto no superaba el 30%.

El problema es que la empresa, de acuerdo a la cantidad de lineas, frecuencias y colectivos de que dispone, tiene que afrontar determinados costos fijos. Si desciende el número de usuarios (corte de boletos), impactará directamente sobre la rentabilidad y dificultará la prestación del servicio, llevando a la disminución de recorridos y a una baja del número de unidades, debiendo reducir seguramente la cantidad de empleados.

 

 

 

About Author