16 abril, 2024

EL CONICET ES LA MEJOR INSTITUCIÓN CIENTÍFICA DE AMÉRICA LATINA, SEGÚN UN RANKING GLOBAL

A nivel mundial se posicionó en el vigésimo lugar entre 1870 entidades. Cómo se realizó el listado y qué aspectos se tomaron en cuenta para este análisis

La ciencia argentina está, una vez más, en lo más alto a nivel internacional. El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) ha consolidado su posición como líder indiscutible en el campo de la investigación científica en América Latina, marcando un hito al mantenerse en la primera ubicación según la recién publicada 16° edición del Ranking Scimago (SIR) en el año 2024.

Entre los organismos gubernamentales dedicados a la investigación en América Latina, el CONICET se destaca nuevamente, desde 2019 según habían informado el pasado año, al ocupar el primer lugar en el ranking, superando a instituciones de México, Chile y Brasil. Este logro refleja el arduo trabajo y la dedicación de los investigadores y científicos asociados a la institución, así como su contribución significativa al avance del conocimiento científico en la región.

A nivel mundial, el CONICET se posicionó en el puesto 20 de entre 1870 entidades gubernamentales dedicadas a la investigación, lo que subraya su prestigio y reconocimiento a escala global. Este logro es aún más destacable considerando el crecimiento constante del número de instituciones evaluadas, con 621 organizaciones adicionales incorporadas al ranking en comparación con el año anterior.

Además, la entidad argentina se ubicó en el puesto 224 entre las 9054 instituciones académicas y científicas analizadas en todo el mundo. El reconocimiento continuo del CONICET se evidencia no solo en términos de investigación científica, sino también en su impacto social. No por nada, el análisis del Scimago Institutions Ranking destaca que el CONICET es la institución gubernamental con mayor impacto social en América Latina.

“La misión del CONICET es la promoción y ejecución de actividades científicas y tecnológicas en todo el territorio nacional y en las distintas áreas del conocimiento”, remarcaron en el relevamiento. Y sumaron: “La visión del Consejo es consolidar su rol como organismo líder en la actividad científica y tecnológica y en la promoción de proyectos de significativo impacto social, para favorecer el desarrollo del país y el bienestar de la población”.

Este reconocimiento fue posible tras un riguroso proceso de evaluación y clasificación llevado a cabo por el Scimago Research Group. Desde el año 2009, el grupo ha publicado anualmente el SIR, que se presenta como una tabla de posiciones destinada a proporcionar información sobre el desempeño en investigación, innovación e impacto social de las instituciones a nivel mundial.

El SIR se basa en “20 indicadores agrupados en tres factores principales: investigación, innovación e impacto social”. Este enfoque integral permite evaluar no solo la producción científica de una institución, sino también su contribución a la innovación y al desarrollo social. De esta manera, el SIR no solo reconoce el éxito académico, sino también el impacto real que las instituciones tienen en la sociedad.

“La clasificación de la investigación se refiere al volumen, el impacto y la calidad de la producción de investigación de la institución. La clasificación de innovación se calcula en función del número de solicitudes de patentes de la institución y las citas que recibe su producción de investigación de las patentes. Finalmente, el ranking social se basa en el número de páginas del sitio web de la institución y el número de vínculos de retroceso y menciones en las redes sociales”, plantearon desde SIR en su página web.

Para que una institución sea reconocida en una cierta área de conocimiento, debe haber superado un umbral mínimo de producción científica en el último año, el cual es el doble del porcentaje que esa área representa a nivel mundial. La producción científica de la institución se categoriza en 19 áreas de conocimiento distintas, lo que indica una amplia diversificación en sus investigaciones, según explicaron desde la página del ranking.

Los rangos de la entidad en diferentes áreas de conocimiento a nivel territorial se pueden consultar a través de plataformas especializadas como Scopus y SciVal, lo que permite un acceso detallado a indicadores científicos específicos. Para ser considerada en la tabla y tener presencia significativa en una determinada área del conocimiento, la institución debe cumplir con el criterio de producción establecido, lo que implica un compromiso con la investigación de alto nivel y la capacidad de contribuir significativamente a la comunidad científica internacional.

De este modo, como se observa, el CONICET sigue mostrando su liderazgo en el campo de la investigación científica en América Latina y a nivel mundial. Su destacado posicionamiento en el SIR refleja no solo la calidad de su trabajo sino también su compromiso con la innovación y el desarrollo social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About Author