22 abril, 2024

EL SECRETARIO DE TRANSPORTE CRITICÓ A LA UTA POR EL PARO DE 48 HORAS

“Choferes con sueldos superiores a $900.000 dejaron sin servicio a los usuarios”, tituló la agencia de noticias del gobierno, en un directo cuestionamiento a los choferes de colectivo que comenzaron este miércoles un paro de dos días. El gobierno informó que aporta 600 millones de pesos por mes para garantizar el servicio. La protesta afecta a 13 provincias.

El secretario de Transporte, Víctor Cianchino, recordó que la medida “se trata de un paro nacional para el servicio de transporte urbano e interurbano del interior del país que no afecta solo a San Luis sino a varias provincias, que son las que no han llegado a un acuerdo respecto a la escala salarial que se fijó para el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires). Es decir, para un sistema de transporte que es totalmente diferente al que tiene la provincia de San Luis, que difiere en la cantidad de pasajeros, con una recaudación y un sistema distinto”, acotó.

El escalafón salarial al que piden estar sujetos los choferes elevaría sus ingresos a un monto superior a los $900.000. “Nosotros no estamos en desacuerdo con lo que cobran estos trabajadores, pero queremos su consideración para con los docentes, por ejemplo, que cobran 500 mil pesos y hoy tuvieron que gastar siete mil u ocho mil pesos en un taxi”, comentó Cianchino.

En la capital hubo postales que se replicaron en todo el territorio puntano: paradas de colectivos y terminales vacías, ya que el acatamiento fue total. El responsable de la cartera de Transporte discriminó que hay 80 mil usuarios del sistema urbano y el mismo número de usuarios del interurbano.

“Seguramente hay mucha gente que va a perder el presentismo, o mucha otra que trabaja en el día a día y no va a poder asistir a su puesto. En San Luis el sistema de transporte está en una situación realmente critica: todos los insumos están subiendo constantemente y no todos estos aumentos en los sueldos de los trabajadores del sector los puede pagar el usuario”, sentenció el funcionario.

“Hay que tener en cuenta que la Provincia está poniendo de sus arcas 600 millones de pesos mensuales para mantener el sistema de transporte. Para que el usuario tenga servicio y para que el chofer pueda tener su fuente laboral. Ahora lo que necesitamos es que desde la parte laboral y empresarial colaboren para que esto pueda fluir, porque no podemos siempre estar perjudicando el bolsillo del usuario. Es lo que queremos hacerle entender a la gente de la UTA y a las empresas”.

Este miércoles, docentes, alumnos, trabajadores del sector público y privado y cualquier persona que haya tenido algún tipo de compromiso fuera de su hogar debió ingeniárselas, y sobre todo gastar de más, para llegar donde debía. Desde las 00:00 y hasta la medianoche del jueves, la Unión Tranviaria Automotor (UTA) lleva adelante un paro total del transporte urbano a interurbano en reclamo de mejoras salariales. La medida de fuerza afecta a 160 mil usuarios de todo el territorio puntano. Desde la quita intempestiva de subsidios de parte del Gobierno nacional, la Provincia aporta 600 millones de pesos por mes para garantizar un sistema de transporte en crisis, aunque este esfuerzo no se tuvo en cuenta.

 

 

 

About Author