19 mayo, 2024

INSÓLITO ACCIDENTE DE UN CAMIÓN CON ACOPLADO QUE PUDO TERMINAR EN TRAGEDIA

Ocurrió este lunes aproximadamente a las 21:15 h en Villa Mercedes y Apuntes de San Luis fue el único medio presente, al llegar al lugar y encontrarse con el inmenso rodado chocado contra un árbol, sin la presencia del conductor.

El hecho tuvo lugar en la avenida Santana Alcaraz, frente a La Pedrera, a pocos metros de la rotonda que comunica con el viejo puente de madera.

Lo extraño es que el camión Scania con acoplado, aparentemente oriundo de Coronel Moldes (Córdoba), se encontraba en contramano, cruzado sobre el carril que conduce hacia La Ribera, obstaculizando todo el paso vehicular.

El mismo presentaba las luces encendidas, al igual que el motor, pero extrañamente en su interior no había ocupantes. Casi en simultáneo con la llegada del cronista de Apuntes salió del interior de una casa quinta su propietario, Gabriel Echandía, sobresaltado por el ruido que provocó el impacto del camión contra el árbol que está en el frente de su propiedad.

A los pocos minutos se formó una inmensa fila de autos y llegó un móvil con dos policías, que tampoco entendían que había sucedido, al constatar lo que este medio les informó, en el sentido de que en el habitáculo no estaba el conductor del camión y la puerta se encontraba trabada, dañada por el impacto.

Tras transcurrir unos minutos, llegaron corriendo dos personas. Una de ellas, que sería el conductor, se zambulló por la ventanilla y pretendió poner en marcha el camión para hacer marcha atrás, mientras la otra se identificó como propietario de una verdulería ubicada al lado del kiosco 24 hs que se encuentra sobre Ruta 2 B.

La policía se negó a que moviera el rodado, hasta que llegaran los peritos.

El comerciante explicó que el hombre había dejado el camión en marcha “en la loma” (después de la ochava donde hay un kiosco 24, y que por un desperfecto el mismo “se desbloqueó” y se puso en movimiento, cruzándose de carril y terminando su marcha al impactar contra el árbol y por poco arrancar una columna de luz.

Más allá de la inverosímil explicación, lo cierto es que tratándose de una avenida de mucha circulación, por la gente que sale de La Ribera y los vecinos que trabajan en el centro y vuelven al barrio, lo ocurrido pudo haber ocasionado un accidente de imprevisibles consecuencias. Felizmente no hubo heridos ni lesionados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About Author