21 mayo, 2024

EL GOBIERNO ACUSÓ A CAMIONEROS DE UTILIZAR LA “FUERZA DE CHOQUE” PARA EVITAR EL INGRESO A LAS FÁBRICAS

Este jueves, en medio del segundo paro general de la CGT, el portavoz presidencial Manuel Adorni, repudió la medida de fuerza en nombre del Gobierno libertario y denunció, entre otras cosas, que el sindicato de Camioneros bloqueo el ingreso a algunas fábricas para impedir que ingresen los trabajadores.

“Como dijo la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, hubo esquinas donde los colectiveros fueron agredidos a piedrazos y pincharon cubiertas con clavos, hubo fuerzas de choque del sindicato de Camioneros evitando que los trabajadores puedan ingresar a las fábricas en Pacheco, San Lorenzo y San Martín”, indicó.

El vocero describió lo sucedido como “extorsiones de personas que hace 20,30 o 40 años viven del esfuerzo de los demás y no del esfuerzo propio” y precisó que este miércoles, en la previa al paro, la Línea 134 para denunciar extorsiones recibió 1932 llamadas.

“Hay uno en particular que fue menemista, kirchnerista de Néstor, kirchnerista de Cristina, oficialista del peronismo de turno y hoy mientras que 1 millón de trabajadores quedan varados porque su gremio para, él se mueve en un audio A5”, lanzó.

Luego, amplió: “Hay otro que es líder gremial desde el año 92, hace 32 años que trabaja de gremialista. Hubo otro que tuvo más causas judiciales que años en el Estado e incluso tenemos uno de todos estos personajes que amenazó en su momento al ministro (Luis) Caputo con tirarlo al Riachuelo”.

“Son los personajes que cercenaron el progreso de los argentinos durante los últimos 25 años. Argentina alguna vez fue un país grande porque la mayoría de los argentinos teníamos claramente una cultura que premiaba el esfuerzo y el mérito, que se ganaron la vida poniendo el cuerpo y el ingenio en el trabajo, sin esperar que nadie les regale absolutamente nada”, expresó.

En este contexto, Adorni enfatizó: “Estas son dos Argentinas, lo importante es que cada vez son más los que deciden trabajar y entienden esta manera como la única de forjar su futuro”.

“Esto es un paro netamente político, que daña y le complica la vida a muchísima gente. Y la verdad que un paro que es a base de piedrazos, a base de extorsión y a base de amenazas no es un paro, es un día donde estamos viendo las consecuencias de un esquema sindical que ha quedado en otros tiempos”, consideró.

Al respecto, el vocero indicó que los dirigentes gremiales “hablan de acatamiento” pero subrayó que “es difícil medir el acatamiento cuando no te dejan movilizarte y juegan con el miedo de la gente a través de la violencia y el amedrentamiento”.

“El salario es la contrapartida del trabajo. Si no hay trabajo no hay salario”, enfatizó luego y reiteró que se le descontará el día a aquellos empleados públicos que no se hayan presentado a trabajar este jueves.

Finalmente, advirtió: “El protocolo anti-piquetes está vigente para hacer cumplir la ley, las fuerzas federales están custodiando los edificios y rutas y se ha dado la orden de que estén preparados con todo su equipamiento para actuar en caso de ser necesario”.

RESPUESTA A LA AMENAZA DEL “POLLO” SOBRERO

El vocero presidencial también fue consultado sobre la amenaza del secretario general de la seccional oeste de la Unión Ferroviaria, Rubén “Pollo” Sobrero, quien aseguró que si no obtenían “respuestas” a través de esta medida, realizarían un paro de 36 horas.

“No entiendo cuál es la respuesta que están esperando para tomar o para definir una posición. No se entiende, apenas entendemos las razones de este paro, menos vamos a interpretar qué es lo que pretenden de nosotros amenazando con un paro de 36 horas”, señaló Adorni.

Luego, agregó: “Siguen sin entender que a los que perjudican son a los que más necesitan trabajar y tener su día lo más normal posible. Es un atentado contra el bolsillo y la libertad de la gente. Un paro en este momento de la Argentina es absolutamente descabellado”.

 

 

 

 

 

About Author