25 junio, 2024

GREMIOS DOCENTES Y NO DOCENTES CUMPLEN LA HUELGA DE 48 HORAS POR MEJORAS EN LOS SALARIOS

El reclamo gremial es por una recomposición salarial del personal. Advierten que si no se soluciona el conflicto “posiblemente no haya toma de exámenes ni comience el segundo cuatrimestre”.

La medida de fuerza comenzó este martes y continía el miércoles, día en que los gremios docentes y nodocente universitarios se movilizarán rumbo al Congreso, para manifestar su oposición a la ley bases y el paquete fiscal que se tratará en el Senado de la Nación.

El Frente Sindical de Universidades Nacionales (FSUN) emitió un comunicado en el que explicó los motivos que llevan a la medida de fuerza que se cumplió con dispar acatamiento.

El documento afirmó que el paro establecido es en reclamo a la actualización del presupuesto 2024 para las universidades. En el escrito se planteó que el funcionamiento de la infraestructura edilicia es “esencial” para poder dictar clases a los alumnos, pero que, además, ese objetivo se cumple “gracias al esfuerzo cotidiano de las y los trabajadores docentes y no docentes” que “perdieron más del 50% de su salario”.

En el texto, la agrupación comentó que hubo reuniones con el Ministerio de Capital Humano y que hasta la propia Sandra Pettovello, titular de la cartera, “reconoció la pérdida salarial, pero que no ha tomado ninguna medida para mejorar los sueldos”. Ante este escenario “adverso” es que el frente, junto a las entidades que lo conforman, decidieron convocar al paro nacional por 48 horas, que comenzó este martes y continúa el miércoles.

El Frente Sindical de Universidades Nacionales, está integrado por la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios (CONADU Histórica), la Federación de Docentes Universidades (FEDUN), la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), Asociación Gremial de Docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (FAGDUT), la Federación Argentina del Trabajador de las Universidades Nacionales (FATUN) y la Unión Docentes Argentinos (UDA).

Los reclamos del Frente Sindical incluyen la restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), que afectó a los docentes de colegios preuniversitarios, y la convocatoria a la “paritaria nacional docente”, el ámbito en el que se negocia el salario mínimo docente para todo el país.

“Desde la multitudinaria marcha en la que todos los argentinos y las argentinas se expresaron en defensa de la universidad pública ya pasó más de un mes y aún no tuvimos ninguna respuesta del gobierno. En el último tiempo nuestros salarios siguen deteriorándose mes a mes, ya llevamos perdido más de un 60% de poder adquisitivo frente a la inflación y no vamos a seguir tolerando este deterioro y falta de respeto”, dijo Daniel Ricci, secretario general de Fedun, al anunciar el paro.

“Los trabajadores docentes de las universidades ven el deterioro permanente de sus salarios frente a un gobierno que no da ninguna respuesta a las demandas. Tenemos que seguir peleando porque no se trata solamente de la dimensión salarial del conflicto, sino que también está en juego el futuro de la universidad pública argentina”, declaró Carlos De Feo, secretario general de Conadu.

El pasado 28 de mayo el Gobierno nacional llegó a un acuerdo con las universidades nacionales en torno a la actualización por inflación de los gastos de funcionamiento, que representan el 10% del presupuesto universitario. Sin embargo, no hubo acuerdo en la paritaria, donde el Ministerio de Capital Humano negocia con los gremios el porcentaje de actualización de los salarios de docentes y no docentes, que representan el 90% restante del presupuesto.

EL PANORAMA QUE PRONOSTICAN

En una entrevista que dio Javier Blanco, Secretario General de ADIUC (Gremio de las y los Docentes e Investigadores de la UNC), manifestó que “muchos docentes y no docentes, inclusive full time, ganan por debajo de la línea de pobreza, no llegan a la canasta básica”.

En ese sentido, detalló que un docente de cargo testigo, ayudante de primera con 10 años de antigüedad, con semidedicación “cobra 320 mil pesos” y con dedicación exclusiva, “percibe 640 mil”. Con estos datos, el secretario destacó que antes (los docentes universitarios) “trabajaban por un sueldo menor al que ofrece el mercado profesional” pero ahora “trabajan por un sueldo indigno”. Lo que hace “complicado mantener la planta docente para carreras con demandas crecientes”, sentenció.

Por último, Javier Blanco concluyó que si no se soluciona el conflicto, “posiblemente no haya toma de exámenes ni comience el segundo cuatrimestre”.

En este sentido, FATUN que representa a los nodocentes ya adelantó un próximo paro por 72 horas y el posible no comienzo de las clases después del receso.

 

 

 

 

 

 

About Author