20 julio, 2024

“LOS DOLORES QUE NOS QUEDAN, SON LAS LIBERTADES QUE NOS FALTAN”

Por Arnoldo Pucci *

A más de 100 años de que aquellos que forjaron la histórica Reforma Universitaria del ´18 y que escribieran la frase que encabeza esta columna, todavía resuenan las voces en los pasillos y aulas de nuestras universidades. Porque hoy, a partir de este gobierno anarco capitalista, al sistema universitario argentino le quedan muchos dolores y le faltan muchas libertades pese a un gobierno que se jacta de defender la libertad.

Entre muchos de los dolores que quedan están docentes por debajo de la línea de la pobreza, estudiantes sin posibilidades de becas que les permitan a aquellos más vulnerables la continuidad de sus estudios, sin financiamiento de nuestro sistema científico tecnológico que fuera modelo en el mundo, universidades que corren serios riesgos de subsistencia por falta de presupuesto de funcionamiento, funcionarios que ningunean a la educación pública incluidos a los alumnos, docentes, no docentes y todos los actores del sistema universitario. También, funcionarios que se creen seres superiores que vienen de un futuro apocalíptico y en nombre de ello llevan adelante el intento de destrucción de la EDUCACIÓN PUBLICA.

Asumiéndose graciosamente como “topos que vienen al destruir el Estado”.

No solo resuenan las voces de aquellos que forjaron la Reforma Universitaria del ´18, sino también las voces de cientos de hijos de trabajadores/as que pudieron estudiar por la creación de la Universidad Obrera Nacional en 1948 y  la gratuidad universitaria de 1949, que fueran implementada para formar profesionalmente a la clase trabajadora y favorecer su movilidad social ascendente.

También resuenan el taconeo de las fuerzas armadas que ingresaran por la fuerza a nuestras universidades en la conocida Noche de los Bastones Largos en la dictadura del Gral Onganía en 1966. Posteriormente unos años más tarde, ante la eliminación de conquistas sociales de los trabajadores y trabajadoras por parte de la dictadura que tenía como ministro de economía Adalbert Krieger Vasena, quien derogó la Ley del “sábado inglés”.  Se trataba de un beneficio laboral que establecía el pago doble por las horas trabajadas después de las 13:00 los sábados.

Ese personaje aplicaba políticas similares a las del actual gobierno, por lo que se generaron jornadas de lucha popular que la dictadura, aquel 29 de mayo de 1969 intentó aplacar, ordenando sitiar la ciudad de Córdoba en la madrugada por la policía provincial. Las fuerzas policiales se vieron desbordadas por los manifestantes y entonces el gobierno de facto ordenó a las fuerzas armadas tomar nuevamente el control de la ciudad. Cualquier parecido con la actualidad no es una mera casualidad, los planes de ajuste feroces solo cierran con represión.

De esa universidad plagada de luchas, resistencias y de importantes logros es de donde venimos y por reivindicación de esas luchas y resistencia; es que, ante esta política que tiende a destruir a la UNIVERSIDAD PUBLICA, GRATUITA, INCLUSIVA Y DE CALIDAD, con sueldos docentes de hambre, estudiantes que ven peligrar su continuidad en sus estudios universitarios, científicos que tienen que emigrar ante la destrucción del sistema científico tecnológico, es que decimos,

  • NO AL DECRETO 70/23.

  • NO A LA LEY BASES.

  • NO AL PAQUETE IMPOSITIVO.

También, decimos:

  • SI A SALARIOS DIGNOS.

  • SI A PARITARIAS LIBRES.

  • SI A MAYOR PRESUPUESTO PARA BECAS ESTUDIANTILES.

  • SI A MAYOR FINANCIAMIENTO DE NUESTRAS UNIVERSIDADES.

  • SI A MAYOR FINANCIAMIENTO DEL SISTEMA CIENTIFICO TECONLOGICO.

Por todo esto, en defensa de la UNIVERSIDAD PUBLICA, GRATUITA, INCLUSIVA Y DE CALIDAD y de la acción en la resistencia porque aunqueLos dolores que quedan son las libertades que nos faltan”, les decimos que nos sobran: manos, paredes, pensamiento crítico para reescribir nuestra historia, generar certidumbre, unidad de todas y todos los actores del sistema universitario que generan un movimiento para no estancarnos y que todo esto nos da FUERZA, ESPERANZA, Y QUE NUESTRAS MANOS Y VOCES NOS PERMITEN ESCRIBIR Y GRITAR A LOS CUATRO VIENTOS QUE ESTAMOS AQUÍ Y NOS QUEDAREMOS HASTA QUE:

NO NOS SOBREN DOLORES Y NO TENGAMOS LIBERTADES QUE NOS FALTEN”.

 

* Secretario General ADOI-CONADU.

 

 

 

 

 

About Author