20 julio, 2024

CRIMEN DE ZOE EN LA TOMA: LOS ACUSADOS CONTINUARÁN DETENIDOS

Adrián Rodríguez y Leandro Oses continuarán detenidos en el Servicio Penitenciario Provincial. Este miércoles al mediodía, el juez subrogante del Juzgado de Garantías N° 4 de la ciudad de San Luis, Marcos Flores Leyes, hizo lugar al pedido de la Fiscalía N° 4 y prorrogó por 120 días más la prisión preventiva de ambos acusados.

El Ministerio Público Fiscal, representada por la fiscal María del Valle Durán y las fiscales adjuntas, Antonella Romagnoli y María Fernanda del Cerro, acusó a Rodríguez de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por el género y a Oses de coautor de homicidio agravado por el género. La víctima se llamaba Zoe Abigail Pérez, de 17 años.

Los abogados defensores, Santiago Carballo -representante de Rodríguez- y Miguel Orozco -de Oses-, se opusieron a lo peticionado por fiscalía.

El magistrado también hizo lugar al pedido de prórroga del plazo de investigación de cuatro meses solicitado por el Ministerio Público Fiscal.

El hecho que se investiga ocurrió el 20 de febrero de 2024 en la localidad de La Toma, a 80 kilómetros de la capital puntana. Ese día, entre las 10 y 11:30 horas, Zoe fallece dentro de la vivienda que alquilaba Rodríguez, ubicada sobre la calle Inti Huasi, en el barrio Barrancas.

De acuerdo a los datos que pudo recabar la Fiscalía, doce horas antes, Zoe se encontraba en el Club Pringles con Rodríguez y Oses. Tomaban mate y miraban un partido de vóley. A las 22:40 horas se retiran del lugar junto a una amiga, quien se ofrece a llevarlos a una plaza. Luego, la víctima, Oses y Rodríguez se van hacia la casa de uno de los imputados. En ese lugar hay una vivienda principal y más atrás, un pequeño departamento. Allí fue vista con vida por última vez Zoe Pérez.

“Rodríguez me dijo que encontró a Zoe toda tajeada”

Leandro Oses amplió su declaración ante el juez Flores Leyes. Dijo que pasaron toda la noche “tomando bebidas y jugando a la play” y que mintió en el trabajo para que no lo echaran. “Cuando se nos acabó la bebida pedimos más a través de un delivery. Como habíamos estado toda la noche sin dormir, dije que estaba en San Luis y que había perdido el colectivo de vuelta a La Toma”, expresó.

También dijo que pasadas las 8 de la mañana decidieron con Zoe irse de la casa de Rodríguez. “Fui al baño a lavarme la cara y escuchaba que ellos hablaban. Rodríguez después nos dijo que nos quedáramos a dormir, pero nos fuimos”. Según su declaración, ambos salieron, pero el acusado de 24 años narró que la víctima le dijo que se había olvidado algo en la casa y tenía que volver. “Sentí como que sobraba, que me quería descartar, por eso me volví solo”, sostuvo Oses y mencionó el recorrido que realizó desde la casa de Rodríguez hasta su vivienda.

Después que se acostó, Oses dijo que Rodríguez lo llamó y le envió más de 60 mensajes. “Como a las 11 de la mañana me entraron como 69 mensajes de Rodríguez pidiéndome que vaya para su casa. Como yo le dije que no tenía ganas de levantarme me dijo que fuera porque había encontrado a Zoe toda tajeada. Le pedí a mi hermano que me llamara y le conté toda la secuencia y fuimos hasta el domicilio. Allí me encontré con Nahuel, hermano de Zoe, después no enteramos lo que pasó y fui a la comisaría a declarar”.

Oses, que comparte pabellón con Rodríguez en el Servicio Penitenciario Provincial, dijo que no creía que entre su amigo y la víctima hubiera una relación amorosa. “No pongo las manos en el fuego por nadie, pero Rodríguez y Zoe eran compinches, se ayudaban y se cubrían, pero relación amorosa creería que no”. Para finalizar, el imputado dijo que “no intenté ni maté a Zoe Pérez”.

 

 

About Author