24 abril, 2024

FISCALÍA PRESENTÓ PRUEBAS CONTUNDENTES CONTRA SANDOVAL, A CUYA DEFENSA CONCEDIERON OCHO DÍAS DE PRÓRROGA

El juez de Garantías N° 2 de la ciudad de San Luis, Ariel Parrillis, concedió este jueves al mediodía, los ocho días de prórroga solicitados por la defensa de Jonathan Werner Sandoval, acusado de atropellar con su camioneta Toyota Hilux a Rocío Amancay Pedernera, que circulaba en una motocicleta 110 centímetros cúbicos, y provocar su muerte a raíz de politraumatismos que provocó el impacto. La Fiscalía calificó el hecho como homicidio simple con dolo eventual y solicitó 120 días de prisión preventiva.

El pedido de los abogados defensores, Marcos Juárez y Ramiro Rubio, se realizó en el marco de la audiencia de formulación de cargos desarrollada este jueves en la Sala de Oralidad de Tribunales y está amparado en el artículo 40 de la Constitución Provincial que establece que “el imputado puede pedir por escrito, después de la indagatoria y antes de la resolución judicial, la prórroga de su detención por un plazo máximo de ocho días si estima que ello favorece a su defensa”.

Los representantes de Sandoval además solicitaron que se instrumenten los medios necesarios para que su defendido reciba asistencia psicológica. Por esta solicitud, el Juzgado de Garantías ordenó que se libre oficio a la Policía para que el imputado pueda ser atendido por los profesionales del área.

El imputado se abstuvo de declarar ante el juez, sin embargo, al saber que en la sala se encontraban Martín Pedernera y Gabriela Medero, padre y madre de Rocío, dijo: “Soy papá, sé por lo que están pasando, les pido disculpas, perdón”.

Los progenitores de la víctima escucharon el desarrollo de la audiencia junto a sus abogados, Guillermo Sánchez Pagano y Augusto Marturano.

El ingeniero agrimensor de 38 años es el único imputado en la causa. El hecho ocurrió el sábado 29 de julio entre las 4:15 y 4:30 de la madrugada. Rocío Amancay Pedernera, de 20 años, volvía de su trabajo en su motocicleta azul marca Keller cuando fue embestida por la camioneta por la Avenida Santos Ortiz, a la altura del Barrio Tibilleti. Ambos rodados transitaban en la misma dirección, de oeste a este.

“El impacto que provoca el rodado que conducía Sandoval hizo caer la moto junto a su conductora, arrastrando unos 80 metros a la ciudadana Pedernera sobre la carpeta asfáltica, quedando tendida la víctima en el carril lento de la banquina sur. De forma inmediata, y a toda velocidad, Sandoval se dio a la fuga del lugar por la misma autopista dirigiéndose directamente a su casa sita en barrio privado Pancha II, abandonando en el lugar a Pedernera”, dijo Roche.

El Fiscal N° 2 Esteban Roche imputó a Sandoval por el delito de homicidio simple con dolo eventual y en su exposición explicó el accionar del acusado durante los momentos previos y posteriores al hecho.

“Esta Fiscalía se entrevistó con una testigo que nos relató que el 28 de julio a las 22 horas se reunió con un grupo de personas en una casa de la calle Constitución en el que estaba Sandoval y que todos ingerían alcohol. La mujer nos dijo que el imputado, junto a dos personas más, había ingerido una botella de Fernet y que cerca de las 3 de la madrugada la mayoría del grupo salió de la vivienda y se dirigió al Boliche Comuna, ubicado en el sector sur de la ciudad”, narró el fiscal.

Y agregó: “Otra testigo declaró que Sandoval siguió tomando en el boliche con ella y otros amigos y que se fue del lugar a las 4 de la mañana”.

Roche también mencionó que un empleado de seguridad del barrio privado Pancha II dijo que Sandoval se fue de su casa a las 21 horas y que regresó cerca de las 4 de la madrugada a alta velocidad y que le hacía juego de luces para que le levantara la barrera. “Fue en ese momento que el testigo vio que la camioneta tenía la parte frontal dañada. Esto le pareció raro y le pidió a sus compañeros que observaran si la camioneta estaba chocada, a lo que sus compañeros le dijeron que sí y que Sandoval la había dejado en la cochera”, dijo el fiscal.

Y agregó: “En el segundo allanamiento se secuestraron diferentes autopartes donde se observa el símbolo de la marca Toyota. En ese operativo, la policía se entrevistó con un trabajador de mantenimiento que declaró que cuando estaba sacando la basura de la casa de Sandoval se le rompe la bolsa y caen elementos acrílicos que coinciden con el color de la motocicleta de la víctima”.

En relación a las evidencias que sustentan la imputación de cargos, Roche mencionó el Informe Policial Homologado (IPH) que elaboró la División de Accidentología Vial como aquellas que incorporó la Fiscalía.

Se incorporaron, además, pericias mecánicas, vistas fotográficas; se efectuó una planimetría del lugar del hecho, se demostró la existencia de sangre en el lugar del accidente, se incorporó también el informe de necropsia y otras actas y documentos  relevantes a la investigación, explicó el fiscal.

El informe forense que realizó la Doctora del Poder Judicial, Marcela Gómez, determinó que el causal de muerte de la víctima fue una falla multiorgánica provocada por los politraumatismos que sufrió.

Para fundamentar la solicitud de la medida de coerción de prisión preventiva, Roche dijo que existen riesgos procesales de entorpecimiento de la investigación y peligro de fuga. “Está claro que es necesario el dictado de una medida de coerción que implique la sujeción al proceso del imputado y también conforme a resguardar los fines del procedimiento. Entendemos que hay severos indicios de parte del imputado de entorpecer la investigación”, dijo el fiscal.

Y agregó: “Más allá que el imputado tenga un domicilio en la Provincia, hay que saber que es una persona sumamente solvente económicamente y tiene más facilidades para abandonar la ciudad y, eventualmente, el país. No podemos, de forma alguna, justificar la conducta del imputado luego de cometido el hecho, donde atropelló a una persona a toda velocidad, en una autopista, la dejó tirada a una persona y se fue para su casa. Es clara la conducta de Sandoval de evadir responsabilidades”.

La Fiscalía dijo que también hay riesgo de fuga en cuanto a la solidez de la imputación y la calidad de la evidencia reunida, como así también respecto al comportamiento del acusado cuando se llevaron adelante actos de procedimiento en el marco de la investigación.

“Cuando se hizo el primer allanamiento, Sandoval se había ido de su casa sin informar dónde iba a estar. En el segundo allanamiento hizo lo mismo y no le informó a esta Fiscalía que iba a cambiar de domicilio”, expresó Roche.

Respecto al entorpecimiento de la investigación, el fiscal dijo: “Restan muchas evidencias y testigos que esta Fiscalía y la querella deben investigar, entre los que se encuentran los empleados de Seguridad y Mantenimiento donde vive el imputado y es imposible que no pueda influir de forma negativa a los imputados. También estamos interesados en entrevistar a quien fuere la pareja del imputado, como también a los vecinos colindantes de Sandoval y al grupo de amigos que estuvo con el acusado previo al hecho. Todas estas personas son conocidas por Sandoval. Son demasiadas las evidencias por recolectar y si el imputado recupera su libertad es claro que va influir de forma negativa sobre el procedimiento”.

About Author