22 mayo, 2024

ABOGADOS EFECTUARON UN CRUDO DIAGNÓSTICO Y RECLAMAN SE DECRETE LA “EMERGENCIA JUDICIAL”

El Directorio del Colegio de Abogados y Procuradores de Villa Mercedes dirigió una nota al Superior Tribunal de Justicia de la provincia, en la que informó “la grave y escandalosa situación de crisis institucional” que los aqueja en relación a “temas inherentes a su profesión, y que requieren inmediata solución”, al tiempo que reclamó que se decrete la “Emergencia Judicial”.

La misiva consaigna que “a través de la promulgación de nuevas normas de organización interna y procesales llevadas a cabo este último año, se han introducido una serie de reformas con miras a una supuesta modernización en el servicio y funcionamiento del poder judicial, que a casi dos años de su implementación se puede concluir fundadamente, que todo lo normado en pos de esa supuesta modernización “ha resultado en los hechos, un claro FRACASO en la administración de justicia y un daño directo e irreparable a la sociedad”.

Resalta además que los colegios de abogados que representan a las tres circunscripciones judiciales, “han realizado un sinfín de reclamos, como así también puestas en conocimiento en relación a la anclada y masiva mora en el servicio de justicia, falta de personal para las OGU creadas por ley, sumado al masivo crecimiento de licencias presentadas por empleados por razones de enfermedad y el caos absoluto interno y externo que ha generado la imposición de normas por parte del Superior Tribunal de Justicia, lo que ha provocado la paralización del servicio de justicia y un estado de gravedad institucional nunca antes conocido en esta provincia”.

La carta fue dirigida este jueves 19 al Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Jorge Alberto Levingston, y lleva las firmas de la Secretaria y la Presidenta del Colegio de Abogados, Dra. María Antonella Rocha y Dra. Mariela Bettina Blengino, respectivamente.

Reunión del Colegio de Abogados con magistrados del fuero civil, el 9 de octubre, en la que se analizó la mora judicial y la falta de personal.

Más adelante los abogados indican que “durante el año 2022 se hizo hincapié en la demora suscitada en los fueros de familia y menores, lo que fue tratado y parcialmente solucionado; sin embargo, esta disyuntiva y compleja situación se ha extendido a los fueros civiles y laborales, desde la implementación de las OGU, encontrándonos en la actualidad con una mora de más de treinta días para proveer un escrito simple. Dicha situación se agudiza en razón de la época del año por la que se transita, sumado al contexto socio económico y la responsabilidad que posee el abogado frente a la búsqueda de una solución inminente en los conflictos que caen dentro de su órbita laboral; motivo por el cual consideramos la NECESIDAD DE DECRETAR LA EMERGENCIA JUDICIAL y, reiterar nuevamente, se extremen las medidas de control e intervención de manera eficaz y real, a fin de evitar la profundización de la crisis institucional en la que nos encontramos, en cuanto se evidencia que las normas implementadas han sido beneficiosas solo para las instituciones públicas, desnaturalizando el fin de servir al bien común y al justiciable como objetivo primordial”.

La nota agrega en forma textual:

“Cabe resaltar que en las áreas de la OGU CIVIL de SUCESIONES Y DERECHOS REALES, son donde más se profundiza la crisis por la falta de personal suficiente y capacitado para la actividad específica, dejando en clara evidencia las fallas del sistema implementado, que se puso en marcha sin conocer las realidades de las jurisdicciones, ni las necesidades internas de los juzgados y magistrados; menos aún, la urgencia que requieren los justiciables en la búsqueda de las soluciones a sus problemáticas.

Por su parte, el FUERO LABORAL se ve actualmente afectado por esta situación de mora, donde cada petición tiene una demora que oscila entre 20 y 30 días para decretarse, sumados a los ya conocidos reclamos como son la falta de nombramiento de profesionales en el área de Medicina Laboral y nombramiento de personal en las demás áreas de dicho fuero, los que actualmente son escasos. Todo ello, con las consecuencias que eso acarrea, vislumbra un escenario de absoluto caos y evidente fiasco de todas las perspectivas de modernización de las normas y reformas propuestas por los poderes legislativos y ejecutivo.

Es necesario e imperioso, dar a conocer a toda la sociedad y estamentos que la componen la situación de CAOS INSTITUCIONAL que impera en el poder judicial, como así también explicar los motivos por el cual el servicio de justicia se encuentra COLAPSADO Y DESBORDADO EN SU FUNCIONAMIENTO, a los efectos de que el justiciable comprenda la desesperada situación en que nos encontraos los abogados litigantes dentro de este contexto que no se ha podido solucionar ni avanzar en sus grietas, por ser integralmente desoídos todos sus reclamos.

Desde este Directorio reclamamos se decrete LA EMERGENCIA JUDICIAL originada por los motivos esgrimidos anteriormente, dándose a conocer a la sociedad los motivos de su origen, los autores responsables de esta situación caótica y la necesidad urgente de implementar medidas agiles e inmediatas para disponer del capital humano necesario y capacitado para que la norma impuesta funcione.

Como profesionales del derecho, debemos revalorizar el coraje y resiliencia, la lucha pacífica en pos de bien común, exigiendo este espíritu de época, un liderazgo identificatorio que represente las necesidades de todos los justiciables, potenciando sus virtudes y apostando a un trato más humanitario por que así lo exige el espíritu de esta época, resaltando que los intereses propios de los abogados no se limitan solo al ejercicio profesional sino también a la preocupación por nuestras instituciones republicanas.

La defensa de nuestras incumbencias es una política permanente de nuestro colegio; por ello se exige poner fin a la ya intolerable demora “de los tiempos judiciales”, sostenemos que la laxitud de los procesos judiciales es inaceptable, y debe ser revisada por el poder judicial, debiendo realizar un esfuerzo mayor, porque han aceptado desempeñar esos cargos conociendo la responsabilidad para con la sociedad y resaltando que el crédito de nuestros clientes no admite demoras”.

About Author