24 abril, 2024

INFORME ESPECIAL: PRESIÓN MUNICIPAL PARA RECUPERAR UN EDIFICIO ABANDONADO

El viernes se realizó un allanamiento en el edificio en calles Edison y 9 de Julio, que se encuentra abandonado desde hace 23 años, a partir de una solicitud que se inició en Fiscalía de Estado y que autorizó la justicia.

Esta torre de 10 pisos y 53 departamentos fue construida por la empresa Díaz y Nogarol, que quebró cuando la obra se encontraba ejecutada en un 95%. Luego, con el paso de los años, se produjo un lento deterioro y manos anónimas fueron robando todo el equipamiento interior, hasta dejar el edificio desmantelado y en absoluto estado de abandono.

Actualmente el inmueble pertenece a tres empresas, Alquimac, PVD y Green, aunque esta última vendió su parte a las primeras, tema que debe resolverse en el concurso de acreedores en que se encuentra.

El primer antecedente de gestiones encaminadas a hacer algo se inicia por denuncias del Consorcio del edificio aledaño. Los vecinos se quejaban por la gran cantidad de palomas, la existencia de roedores y los fuertes olores que emanaban del lugar.

Es así como el entonces Fiscal Municipal Martín Guiñazú, en 2018, solicita una inspección para constatar el estado de salubridad, lo cual está contenido en el Expediente 780/2018, al que accedió Apuntes de San Luis.

En diciembre de ese año personal del Programa Control Urbano se hizo presente para constatar en el lugar si había infracciones sobre normas de higiene, pero no se le permitió el ingreso.

PROMESA

La decisión de hacer algo para recuperar este edificio fue una de las promesas del intendente Maximiliano Frontera, durante la campaña de 2019. Pero a poco de llegar se desató la pandemia y las gestiones que se hicieron cayeron en saco roto.

No obstante en febrero de 2019 y con la llegada de la actual gestión, personal municipal se hizo presente y constató las denuncias de los vecinos y el deficiente estado de higiene en que se encontraba, dictaminando que se estaba infringiendo el Art. 92 del Código Municipal de Faltas.

El fiscal de Faltas del Municipio, Enrique Gargiulo, quien asumió en el año 2021, retomó la causa y solicitó a la Justicia que intime a las firmas para que realicen la limpieza correspondiente. La única que respondió fue Green SA, manifestando encontrarse en concurso preventivo de acreedores y haber cedido su parte accionaria a las otras dos.

Agregó que el 29 de marzo de este año personal de los Programas Medio Ambiente y Saneamiento Ambiental Municipal se hicieron presentes en el lugar y aunque no pudieron ingresar, constataron “el estado de abandono y destrucción en el cual se encuentra el edificio, además de gran cantidad de excremento de aves, plumas por todo el lugar y palomas”.

“No se puede determinar la presencia de cucarachas y tampoco de roedores, pero dadas las condiciones en que se encuentra el edificio y su interior, se advierte que se encuentra en condiciones ideales para la proliferación de plagas”, agrega el acta.

Los inspectores afirmaron que “el edificio se encuentra en total estado de abandono y destrucción”, y agregaron un relevamiento fotográfico.

“Con este antecedente, procedimos a citar a las tres empresas, pero nunca se presentaron. Hasta que en agosto de este año, la jueza ordenó que pusieran todo en orden y lo único que hicieron fue cerrar el perímetro del predio con vallas. Por esa razón, solicitamos a la jueza de Faltas que pidiera el allanamiento y la jueza contravencional, María Antonella Panero Magnano, libró el oficio haciendo lugar a nuestro pedido”, señaló.

El oficio 231 llegó al Juzgado de Faltas el pasado miércoles 18 de octubre y expresa: “Me dirijo a Ud., en los autos caratulados preventivamente “TRIBUNAL DE FALTA VM- SOLICITA ALLANAMIENTO. OFI 231/23, la que encuentro fundada y ajustada a derecho; se ordena el allanamiento en el inmueble ubicado en calle Edison y 9 de julio, esquina Noreste, de esta ciudad. A los fines solicitados SE AUTORIZA el mismo, con comisión policial, de Comisaria Seccional Nº Octava, perteneciente a U.R.O.P Nº II , de esta ciudad, los mismos estarán facultados al uso de la fuerza pública y de un cerrajero en caso de resultar necesario…” Se fundamenta dicha medida, atento a las amenazas, que puede influir en la salud pública ambiental, incluyendo factores físicos, químicos y biológicos, y todos los comportamientos relacionados con estos.

 Se faculta al ingreso del predio, para realizar tareas de saneamiento, desinfección y limpieza, a las Aéreas de Seguridad Vial/Control Urbano, Servicios Públicos, Defensa civil, Secretaria de ecología, y Medio Ambiente / Saneamiento Ambiental del Municipio de Villa Mercedes.

Debiendo informar a este Juzgado el resultado de las tareas llevadas a cabo, con las respectivas actas labradas y nómina de personal a cargo que estuvo en el desempeño de las labores realizadas en dichas instalaciones.

El procedimiento deberá realizarse el día viernes veinte de octubre de dos mil veintitrés, en el horario comprendido entre las 8.00 horas y 14 horas. A cargo del Oficial Francisco Casini y personal a su cargo…”.

ALLANAMIENTO

El citado allanamiento se llevó adelante el viernes pasado, con apoyo de oficiales de la Comisaría 8ª. Ingresaron personal de Fiscalía Municipal y las áreas de Seguridad Vial, Control Urbano, Defensa Civil, la Secretaría de Actividades de Ecología y Medio Ambiente, entre otras.

“Fue imposible hacer la limpieza de un lugar desconocido, que tiene diez pisos y cincuenta y tres departamentos. Se hizo un relevamiento, sacaron fotos y subieron hasta el noveno piso, porque al último no se pudo por los fuertes olores, el excremento de las palomas y animales muertos. El acta labrada ya se elevó a la jueza de Faltas”, señaló Gargiulo.

“Desde el exterior se siente el olor a las heces de las aves, así que de adentro mucho más. Ya son 23 años desde que se construyó y 5 desde que se asentaron las primeras denuncias. Algo hemos podido avanzar pero esto es recién el comienzo. De acuerdo a los fundamentos de la jueza, este edificio es una amenaza para la salud pública y ambiental, incluyendo factores físicos, químicos y biológicos, y es una preocupación de todos”, agregó el funcionario.

Adelantó que solicitarán la ampliación del allanamiento, debido a que para poder realizar el aseo tienen que contar con la indumentaria y el equipamiento necesarios.

De todos modos, el fiscal municipal indicó que la decisión de llevar adelante una limpieza total del edificio “es un tema delicado, por el alto costo que implica. Entiendo que de eso deberían hacerse cargo los propietarios, con sus propios recursos. O el municipio, pero luego cobrárselo a las empresas”.

PERSPECTIVAS

Apuntes de San Luis pudo conocer, por fuentes cercanas a las empresas, que se ha hecho un diagnóstico del estado del edificio y las conclusiones fueron “satisfactorias”.

“Mirá, la construcción es buena, está en buen estado, más allá de los años transcurridos y el deterioro lógico. Pero se puede recuperar porque el edificio está bien hecho, con materiales de primera”, dijo un arquitecto.

Agregó que “falta resolver la situación de Green, que se encuentra en concurso, para liquidar su parte en favor de Alquimac y PVD. Luego de eso, limpiar, hacer los arreglos necesarios para ponerlo en condiciones y disponer la venta”.

De demorarse una solución, en la Municipalidad no descartan aplicar una multa millonaria a las empresas, por la situación de “peligro ambiental” que representa este edificio y la falta de disposición a mantenerlo en condiciones de salubridad.

 

 

About Author