22 mayo, 2024

LO ESTAFARON POR WHATSAPP Y LUEGO LO LLAMARON POR TELÉFONO PARA SACARLE MÁS PLATA

Un empleado universitario fue víctima esta tarde de una clásica maniobra de estafa, a través de un mensaje de whatsapp.

Se trata del abogado A.F.G., quien se desempeña en el área legal de la UNViMe y actualmente se encuentra en reposo en su domicilio, restableciéndose de una pancreatitis.

Este sábado por la tarde pocos minutos después de las 16:00 h recibió un msj supuestamente de una compañera que trabaja en la sede de Justo Daract, Natalia Flores, quien le pedía si podía prestarle dinero. Tal vez por tener las defensas bajas, o por su costumbre de ayudar a otros sin preguntar, el hombre inmediatamente realizó dos transferencias, por un total de $120.000.

A los pocos minutos fue advertido que había sido víctima de una estafa, dado que a su compañera le habían hackeado su teléfono y desde allí se habían comunicado con todos sus contactos para pedirles dinero prestado.

En diálogo con Apuntes de San Luis, A.F.G. comentó que incluso discutió a través del propio wsp con el autor de la maniobra, quien encima le dijo que dejara de llorar.

Desesperado por la pérdida de su dinero, destinado en gran parte a comprar medicamentos, rápidamente se comunicó con los grupos de wsp de la universidad para advertir a sus compañeros, quienes se solidarizaron y comentaron que gran parte de ellos también habían recibido el falso mensaje.

Lo más insólito es que en esos momentos recibió una llamada telefónica de un número privado, por parte de una persona que se identificó como “Diego Medina, analista de sistema del Banco Nación”, quien tras interrogarlo sobre las dos transferencias, afirmó que la cuenta de Natalia Flores se encontraba “en fraude”.

El presunto empleado bancario se ofreció a recuperar su dinero, explicándole que para eso necesitaba que le diera su CBU, por lo cual advirtió que se trataba de los mismos estafadores, que estaban tratarlo de embaucarlo nuevamente.

El diálogo duró más de 5 minutos, pero al reproducirlo cuando efectuó la denuncia policial, A.F.G. advirtió que se corta al 1´40” y luego vuelve el audio a los 5´40”, donde su interlocutor –divertido- le pregunta si va a votar a Milei o a Massa e incluso lo trata de narcisista…

“La policía cree que usaron un inhibidor de grabación o algo así, porque yo tengo un sistema que graba las llamadas pero esta sólo se registró al principio y luego al final”, explicó.

 

Apesadumbrado por lo que le tocó padecer, la víctima recibió el apoyo de sus compañeros al tiempo que dio a conocer su caso para que no les pase a otros, sorprendido “por la ilimitada maldad de estos tipos. No solo me robaron el dinero que tenía guardado para pagar mis remedios, sino que después me llamaron por teléfono para tratar de estafarme nuevamente”, expresó.

About Author