23 febrero, 2024

OTRA MANCHA MÁS AL TIGRE, QUE YA PARECE UNA PANTERA …

Como si la bochornosa sesión del martes 5 en la Cámara de Diputados no fuera suficiente, este jueves en el Senado de la provincia se vivió algo peor: el oficialismo hizo votar irregularmente las autoridades del cuerpo, entre los cuales figuran la propia ex presidenta del bloque, Angélica Torrontegui, y el senador Daniel Camilli, que cumplieron su mandato, y un senador del PJ como Presidente Provisional.

Un observador atento lo describió en pocas palabras: “En San Luis estamos en el mundo del revés: el partido que perdió las elecciones es quien designa las autoridades”.

En la sesión preparatoria de este jueves 7 prestaron juramento los cinco legisladores electos el 11 de junio. Ellos son Martín Olivero (Departamento Pueyrredón), Sergio Guardia (Junín), Alejandro Torres (Pringles), Hugo Olguín (Chacabuco) y Sergio Moreira (Dupuy).

Tal como ocurre en muchos órganos legislativos, se jura unos días antes, pero la asunción y el efectivo comienzo de mandato se inicia el 10 de diciembre, cuando concluye el período de los salientes.

En nuestra provincia, sin embargo, se sentó un irregular y extraño precedente: quienes juraron se sentaron y comenzaron su mandato antes de tiempo.

Tras cumplir con el juramento estalló la polémica. El Bloque Cambia San Luis cuestionó la decisión impulsada por el presidente del cuerpo, Eduardo Mones Ruiz, quien hizo votar a los nuevos senadores las autoridades del cuerpo, a pesar que el mandato de los mismos comienza tres días más tarde….

La moción fue rechazada por el jefe del bloque opositor, Sergio Guardia, quien junto a sus pares Martín Olivero y Adolfo Castro Luna se retiraron del recinto para no convalidar la elección. Antes se había ido incluso el senador del PJ Diego García, en franco desacuerdo con la actitud asumida por sus pares.

Finalmente el bloque del gobernador saliente impuso a Sergio Moreira en la presidencia provisional, que lo deja en la línea de sucesión institucional. En la vicepresidencia primera fue designada Mariana Cruz y como vice segundo, Hugo Olguín.

La presidenta del PJ, María Angélica Torrontegui, que no logró la reelección por el departamento Pueyrredón y dejará después de 12 años la banca, se garantizó continuar en un cargo como Prosecretaria Parlamentaria; en tanto que Daniel Camilli, que termina su mandato el 10 de diciembre, también seguirá como funcionario a cargo de la secretaría Administrativa. Además, Yesica Rojo será la Secretaria Legislativa y Sofía Aguilera Prosecretaria Administrativa.

Días antes ya se había nombrado a sí mismo como Asesor Legal a partir del domingo 10 de diciembre, el propio vicegobernador Eduardo Mones Ruiz, quien dijo estar “muy contento” por la auto-designación.

El senador de Junín Sergio Guardia, expresó su indignación por lo ocurrido en la escandalosa sesión, ante la presencia de familiares y amigos, que nunca imaginaron que la sesión se convertiría en un cambalache.

 

ANTECEDENTE

A mediados de noviembre en el Senado el bloque oficialista avanzó con la cobertura de puestos en la estructura de 53 nuevos cargos creados bajo la polémica Ley Nº XV-1104 -2023 que promovió el gobernador Alberto Rodríguez Saá. Aquella vez designaron a Juan Pablo Carrizo Torrontegui, hijo de la senadora María Angélica Torrontegui, que cumplirá funciones como director de comisión con un sueldo de alrededor de $1 millón.

El propietario del Hotel Huarpes es el segundo hijo de la legisladora albertista y presidenta del Partido Justicialista que ingresa al Senado. Otra hija, Celina Carrizo Torrontegui, es empleada en planta permanente y en la actualidad es funcionaria como Asesora Legal.

En el cuerpo de 53 funcionarios también fue nombrada la exsecretaria administrativa, Valentina Morel, hermana de la expresidenta del PJ y actual defensora adjunta, Eva Morel, que había sido designada hace poco como directora de comisión y fue promovida a coordinadora de comisión en un cargo que aún no llegó a ejercer. Otra designación en el mismo staff fue la de Ana Laura Tolino.

Ya habían sido nombrados en la planta de funcionarios Narciso Rubén Sánchez y Nadina Elena Cruz, esposo e hija de la senadora Mariana Cruz del departamento San Martín. Los otros dos que fueron incorporados fueron Analía Mercedes Alegre y Evangelina del Valle Torres.

La actual jefa de Prensa del Senado, Viviana Antonucci, pasó al área de Personal.

Las polémicas designaciones se suman a otras que se concretaron en la misma sesión y en otras anteriores para ocupar los cargos creados por la reforma de la estructura funcional de la Legislatura, como la de María Fernanda Barroso, pareja del senador Daniel Camilli, y su hermano, Miguel Ángel, como director operativo contable; y Juan Pablo Olguín, hijo del senador electo por Chacabuco, Hugo Omar Olguín.

La familia es lo primero…

 

NOTICIA RELACIONADA: 

 

 

 

About Author