21 febrero, 2024

SOBRE LA HORA, LA EX SECRETARIA DE DEPORTES TRANSFIRIÓ CASI 300 MILLONES DE PESOS AL CLUB QUE ELLA PRESIDE

Los auditores del gobierno de la provincia no lo pueden creer. Cuando esperaban encontrarse con cosas que no les llamaran la atención en demasía, cayeron en la cuenta que su capacidad de asombro todavía puede superarse. Detectaron una millonaria transferencia de fondos de la Secretaria de Deportes de la gestión anterior, a pocas horas de dejar el cargo, a una institución deportiva que ella misma dirige.

Se trata de 290 millones de pesos que la ex titular de esa dependencia, Cintia Ramírez, habría girado en el último día de gestión al San Luis Fútbol Club, que ella también preside. Estarían involucrados otros funcionarios que ejercían diversos cargos relacionados con esa institución de fútbol femenino y eran jefes de distintos programas relacionados con Deportes.

Es decir, ocupaban funciones de gobierno con poder de decisión y, simultáneamente, cargos en la comisión directiva del club. Negocio redondo: decidían y autorizaban las transferencias a  la misma entidad deportiva que dirigían.

Los funcionarios que asumieron en la Secretaría de Deporte detectaron una transferencia millonaria de fondos que habría llevado adelante la ex funcionaria Cintia Ramírez en los últimos días de su gestión. Por eso están reuniendo todo el material probatorio, que será presentado en las próximas horas al Fiscal de Estado, Víctor Endeiza, para definir una posible acción penal por malversación de fondos.

Cintia Ramirez, jugadora de toda la cancha: funcionaria y al mismo tiempo presidenta del San Luis Fútbol Club.

Todo comenzó con una serie de auditorías realizadas, en las que el secretario de Ética Pública y Control de Gestión, Ricardo Bazla, en conjunto con Secretario de Estado de Deporte, Gabriel Rivero, detectaron un movimiento de 290 millones de pesos en el último día de gestión de Ramírez. El aporte fue derivado al San Luis Futbol Club, que preside la propia Ramírez, una verdadera “polifuncionaria”, ya que al momento de realizar el millonario movimiento de partidas, además de estar al frente del club de fútbol Femenino, figuraba también como Secretaria de Deportes y presidente del Ente Deportes.

Se intentará determinar ahora a qué cuentas se transfirió esa millonada a un club de fútbol, para establecer si efectivamente ingresó a la entidad y se pueden recuperar. O si en realidad fue a alguna otra cuenta particular de los funcionarios vinculados con esta maniobra, lo cual podría constituir el delito de administración fraudulenta en beneficio propio, lo cual está tipificado por el Código Penal.

En la investigación también se pudo constatar que participaron de las firmas otros ex funcionarios, que también acumulaban diversos cargos relacionados con el club y la Secretaría de Deportes.

Entre ellos están Javier Santágata, gerente general del Ente deportes y revisor de cuentas del San Luis Futbol Club; Agustín Alessio, jefe del Programa de Centros Deportivos y vicepresidente del club; Miriam Leguizamón, secretaria privada de Ramírez y además jefa de Compras del Ente Deportes y vocal primera del San Luis Futbol Club, y Vanina Brito, jefa del Programa Eventos Deportivos y vocal segunda de la mencionada institución.

About Author