26 febrero, 2024

CONTROVERTIDA APROBACIÓN DEL EMPRÉSTITO EN EL CONCEJO DELIBERANTE DE SAN LUIS

Esta mañana el cuerpo deliberativo puntano aprobó por mayoría simple la autorización al intendente Gastón Hissa, para que tome un empréstito del Banco Supervielle, que le permitirá abonar los salarios completos de enero. La oposición justicialista votó en contra y fundamentó que hacía falta mayoría agravada para sancionar la ordenanza.

Según informó El Chorrillero, el Concejo Deliberante de San Luis aprobó el pedido de adelanto para pagar sueldos, a raíz del descalabro financiero que dejó Sergio Tamayo

La ordenanza impulsada por el Ejecutivo recibió ocho votos afirmativos y 7 en contra.

El proyecto sancionado permitirá solicitar un anticipo al Banco Supervielle, cuyo monto es equivalente a la masa del personal y estará destinado al pago de los haberes de enero en un solo tramo.

Entre los principales fundamentos, la intendencia de Gastón Hissa expuso la crisis económica que dejó la gestión de Sergio Tamayo y la imposibilidad de hacer frente a las obligaciones.

“Con los montos que tenemos hoy no se pueden pagar los sueldos de enero”, dijo en la previa la secretaria de Hacienda, Fabiana Malamud. La funcionaria se presentó en el Concejo Deliberante para evacuar las consultas de los legisladores.

En la sesión, el jefe del bloque oficialista Cambia San Luis, Mario Silvestri fue el encargado de fundamentar el proyecto. Planteó que el pedido obedece al “déficit de caja de $41 millones al día de asumir la nueva gestión”.

También tuvo en cuenta las deudas que dejó el Gobierno de Sergio Tamayo en pagos a prestadores y proveedores, sobre combustibles, aportes a Transpuntano, en seguros de los trabajadores, ayudas económicas comprometidas y las liquidaciones del aguinaldo.

“Con gran esfuerzo y a pesar de ingentes esfuerzos de la oposición por entorpecer la gestión de Hissa, en pocos más de 30 días se han podido cumplir gran parte de los compromisos generados y no atendidos por la gestión de Tamayo”, afirmó Silvestri.

El edil advirtió que “es evidente que el Municipio carece de fuentes de financiación genuina y ordinaria de ingresos para poder hacer frente a este déficit heredado que se debe atender de manera urgente, en tiempo y forma”.

También enumeró las medidas de austeridad adoptadas por la intendencia para reducir los gastos superfluos.

La ordenanza, establece que el adelanto “no podrá superar a la sumatoria de las acreditaciones mensuales que por tales conceptos se realizaren en las cuentas bancarias del personal”.

POSTURA DE LA OPOSICIÓN

La votación nominal terminó con 8 a favor y 7 negativos, todos del PJ. Esos números no alcanzan para tener los dos tercios como lo establece la Carta Orgánica y, por eso, la oposición señaló que ese visto bueno es “inconstitucional”, indicó por su lado la crónica de El Diario de la República.

“El oficialismo sostuvo que no se trata de un “empréstito” sino una “línea crediticia” por lo tanto la mayoría simple bastaba para aprobarlo. Se basó en un tecnicismo, un claro artilugio, para poder dale el “ok” al proyecto de Hissa y que contraiga la deuda para pagar los sueldos en una sola cuota. La presidente del cuerpo que responde a ese sector político, Agustina Arancibia Rodríguez, consideró que el proyecto logró el apoyo necesario pese a que la Constitución municipal habla de los dos tercios, en este caso diez votos”, reseñó el matutino del ex gobernador Alberto Rodríguez Saá.

“Es inconstitucional lo que hicieron, está todo muy fresco y tenemos que ver qué vamos a hacer”, sostuvo el presidente del bloque PJ, Juan Martín Divizia, en conferencia de prensa junto a sus compañeros de bancada.

Y opinó: “Los trabajadores municipales van a cobrar sus sueldos, eso es lo importante. Hay una cuestión política detrás que debemos discutir. Hay que ver como espacio político qué medidas tomar porque se está llevando puesta la constitución municipal. Esto ya ocurrió con la declaración de la emergencia municipal. Con cualquier empréstito que genere intereses debe llevar los dos tercios del cuerpo”.

Durante la sesión, Divizia dejó en claro su postura. “La contadora Malamud (secretaria de Hacienda municipal) dijo que este crédito no es para pagar los sueldos, pero el proyecto dice que es para pagar sueldos. El proyecto anterior fue aprobado por ella misma, durante la gestión de Tamayo. El crédito va a devengar interés. Están haciendo un relato. Estamos seguro que la Municipalidad tiene los recursos necesarios y por eso necesitamos que jueguen con claridad. Son más tiempo y la información, el dialogo está abierto, pero cayeron media hora antes”, argumentó.

El edil justicialista Andrés Russo cuestionó que “pretenden endeudar la ciudad sin informar al vecino. Ni siquiera conocemos el monto para pagar sueldos, ni la masa salarial, ni de cuánto es el interés. Nosotros creemos que los fondos están. El presupuesto fue realizado con la gestión actual y estaba Malamud presente”.

“Siguen en campaña. Tienen que hacerse cargo de renovar, no tenemos la culpa nosotros. Hace ocho meses ganaron y no se pueden organizar. El oficialismo no quiere hablar con nosotros, caen veinte minutos antes para charlar un tema sensible. No nos metan en la bolsa con los trabajadores, porque ellos no se merecen estar en el medio de una disputa política. El gobernador tiene que resolver los problemas del pueblo”, criticó Divizia.

Luego de la sesión, Malamud afirmó que luego de promulgar la ordenanza, se comunicarán con el agente financiero, el Banco Supervielle, para llevar adelante el empréstito.

Todo indica que a partir de esta controversia, el tema se terminará judicializando.

 

 

 

 

 

About Author