27 febrero, 2024

CLAVES DEL PROYECTO DEL GOBIERNO PARA LA RESTITUCIÓN DEL IMPUESTO A LAS GANANCIAS

La iniciativa del Poder Ejecutivo cambia el piso del tributo. El mínimo no imponible será finalmente de 1.350.000 pesos. Así volverían a pagarlo unos 800 mil trabajadores. La denominan “Ley de Impuesto a los Ingresos Personales”

El Gobierno Nacional enviará hoy al Congreso el proyecto de ley para revertir la eliminación de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias, que habían derogado los legisladores meses atrás por iniciativa de Sergio Massa cuando el ministro de Economía competía por la Presidencia de la Nación.

De antemano, la iniciativa tendrá un nuevo nombre. Cuando ingrese en las próximas horas al parlamento, será el proyecto de ley de Impuesto a los Ingresos Personales el que establecerá un mínimo no imponible de 1.350.000 pesos y por el cual alrededor de 800 mil personas volverán a pagar el impuesto. Con la última suba del salario mínimo, en la actualidad sólo pagan Ganancias aquellos que perciben salarios brutos de más de $1.980.000.

Pese a que el año pasado, Javier Milei —en calidad de diputado— votó a favor de derogar la cuarta categoría de Ganancias, ahora como presidente seguirá el plan de su ministro de Economía, Luis Caputo, de restituir el tributo, como una de las medidas a aplicar en la búsqueda del equilibrio fiscal. Esto le permitirá al Gobierno aumentar la recaudación, ya que la reforma aplicada implicaba una pérdida de $1 billón para las arcas del Estado Nacional y otro tanto para las provincias, puesto que es un impuesto coparticipable.

El monto se actualizará por escalas trimestralmente por el Índice de Precios al Consumidor. En el proyecto se estableció la delegación al Poder Ejecutivo de las facultades para modificar las escalas.

De acuerdo a estimaciones de fuentes de la anterior gestión en el Ministerio de Economía, unos 800 mil empleados y jubilados volverán a pagar a Ganancias: calculan una retención de $315.000 mensuales a los sueldos afectados. Mientras que la recaudación adicional será de 0,5 puntos del PBI.

La útima reforma al tributo fue aprobada por el Senado a fines de septiembre. Así, lo dispuesto por dicho decreto 473/2023 de llevar el mínimo no imponible a 15 salarios mínimos vitales y móviles se haría permanente y además, estipularía que los contribuyentes tributarán de acuerdo a la diferencia entre el haber y el mínimo establecido y las alícuotas irán del 27% al 35%, según el nivel de ingresos.

Entre los cambios más destacados, la iniciativa exime el Salario Anual Complementario (SAC) del impuesto, e incluye excepciones para ciertos cargos públicos y directivos de empresas, así como nuevas escalas de tributación basadas en salarios mínimos.

En total, se estimaba que de mantenerse esa norma seguirían pagando el impuesto aproximadamente 88.000 contribuyentes, menos del 1% del total de asalariados, jubilados y pensionados en el país.

NUEVO IMPUESTO A LOS INGRESOS

Los detalles se conocerán una vez que el texto ingrese al Congreso este martes, pero en principio la nueva norma ataca un viejo problema semántico al tratar de borrar la palabra Ganancias de un tributo que se cobra en buena parte del mundo con un nombre similar al que busca ponerle el Gobierno. El intento de rebautizar al impuesto ya tiene el rechazo de sindicatos que hablan de un enmascaramiento.

El vocero de Milei, Manuel Adorni aseguró que decisiones como estas de aumentar impuestos serán de “cortísimo plazo”. En tanto, el funcionario señaló que la idea es “corregir” para luego “volver al estado anterior”. Es decir, volver a subir el mínimo no imponible.

La presentación del proyecto forma parte de la disputa entre Milei y los gobernadores que reclamaron por la pérdida de ingresos en sus provincias tras la modificación de Ganancias a fines del año pasado. El grupo de los ocho peronistas propusieron el mes pasado la coparticipación de un 70% del impuesto al cheque como mecanismo de compensación. Sin embargo, el presidente les respondió que “la única solución que permite que las provincias puedan reencauzar sus cuentas” es la restitución de la cuarta categoría de Ganancias.

Ya en el inicio de 2024, producto de la modificación de septiembre, las provincias sufrieron un fuerte recorte en las transferencias automáticas. De no avanzar en la sanción de la ley presentada este martes, los gobernadores deberán ajustar el gasto o aumentar el déficit, lo que tendrá como consecuencia un mayor endeudamiento o, en su defecto, la emisión de cuasimonedas, como decidió días atrás el Gobierno de La Rioja. O como los proyectos para coparticipar el Impuesto al Cheque y los ingresos por el Impuesto País, que desde el Poder Ejecutivo de Catamarca anunciaron que enviarán a debatir en el parlamento.

 

 

 

About Author