22 abril, 2024

FRONTERA SE REUNIÓ CON INTENDENTES QUE RECLAMAN POR LOS SUBSIDIOS AL TRANSPORTE

La quita de subsidios al transporte público que impulsó el Gobierno de Javier Milei, mantiene en vilo a las provincias y ciudades del interior del país.

Con la intención de luchar para que se restablezca esta medida y en defensa de los miles de usuarios de Villa Mercedes, el intendente Maximiliano Frontera se encuentra en Buenos Aires donde mantiene reuniones con jefes comunales de distintas localidades.

En medio de la puja entre el Ejecutivo y los gobernadores por la quita de fondos para programas y servicios públicos en las provincias, un grupo de intendentes del interior se reunieron este jueves en la Casa de Córdoba para exigirle al Gobierno que revierta la decisión de no enviar los recursos para subsidiar la tarifa de los colectivos. Reclaman una audiencia con Guillermo Francos, ministro del Interior, y advierten que impulsarán a través del Congreso y por vía judicial medidas para frenar la disposición de Javier Milei.

La reunión se dio cita al mediodía en Callao al 332, sede de la provincia de Córdoba en la Ciudad de Buenos Aires, y concertó a la Red Federal de Intendentes que se forjó a principios de febrero con el objetivo de aunar fuerzas para este reclamo contra el Gobierno nacional. El grupo tiene como referentes a intendentes como Pablo Javkin (Rosario) y a Daniel Passerini (Córdoba).

En un primer encuentro, Frontera se reunió con sus pares que integran la Red Federal. El eje principal del diálogo fue la quita del Fondo Compensador del Interior que afecta directamente a las provincias y ciudades.

Esto significa, en el caso de Villa Mercedes, la desaparición del Boleto Gratuito y una elevada suba del costo del pasaje que podría llegar a los $1200 y $1500. Esto no solo perjudica a los docentes, estudiantes, jubilados, personas con discapacidad, trabajadores de la salud, etc., que no cuentan con una movilidad propia sino que además, a todo usuario que tenga que tomar el colectivo.

No es menor destacar que la medida que atenta contra miles de personas, solo se lleva adelante en el interior del país dejando al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por fuera, región que continuará recibiendo ayuda por parte del Estado nacional. Mientras el interior sigue siendo golpeado con políticas que discriminan al resto de los argentinos y argentinas.

Para el Municipio de Villa Mercedes, la quita de subsidios implica una misión casi imposible de sostener y que se verá reflejado en la actualización de las tarifas.

“Le exigimos al gobierno que cumpla la Ley. No puede eliminar un Fondo Compensador sin ni siquiera haber emitido una resolución”, exigió el cordobés Passerini en conferencia de prensa. “No hay ni una resolución que inhabilite el envío de fondos y hoy no están enviando el dinero”, continuó.

Sin duda lo que impulsa el Gobierno de Javier Milei va a contramano de lo que sucede en el resto del mundo. El transporte público es un servicio considerado de primera necesidad, por lo que los estados internacionales establecen políticas públicas para solventar el mismo, y en general lo subsidian.

PRONUNCIAMIENTO

En un documento conjunto, los intendentes detallaron que actualmente el Estado financia el 90% del costo del transporte en colectivo en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, mientras que en el interior sólo cubre un 25%. Ese planteo fue uno de los temas discutidos por los jefes comunales de la Red Federal con Franco Mogetta, secretario de Transporte de la Nación. Fue durante una reunión en Buenos Aires, en las oficinas del funcionario, el 2 de febrero.

En este contexto, los intendentes exigen una compensación por la quita del subsidio al transporte. Como carta de negociación, presionan para que la Nación redistribuya el Aportes por Impuestos a los Combustibles (AIC). Se trata de un tributo que se paga en todo el país e implica $60 cada vez que alguien carba combustible. Se trata de un impuesto que no es coparticipable y que la Red Federal de Intendentes exige que se redistribuya para equiparar la detracción del Fondo Compensador del Interior.

“Cada argentino, cada vez que carga combustible, paga cerca de $60 de impuesto al combustible. De eso, al interior de la Argentina le va cero, porque todo queda en el AMBA”, señaló Javkin este mediodía, antes de ingresar a la reunión con sus colegas.

“Le pedimos a los diputados y senadores que apliquen una intervención a una Ley sobre fondos al combustible que no se coparticipa. Todos los argentinos pagamos un impuesto que no se coparticipa. No necesitamos crear más impuestos, pero sí que se distribuya. El AMBA está subsidiado con la plata nuestra”, insistió Passerini en el mismo sentido.

 

 

About Author