22 abril, 2024

PARA REDUCIR GASTOS, LA UNVIME DEBIÓ DESALQUILAR LA SOCIEDAD ITALIANA

Así lo dispuso el rector Marcelo Sosa, como parte de un paquete de medidas que se adoptaron para reducir los costos operativos de la institución.

En las dependencias de Sociedad Italiana de calle Junín funcionaban hasta el momento el Aula Magna, donde se realizaban los actos de colación y también dictado de clases de algunas carreras de Salud, y el Salón Nogarol, donde sesionaba el Consejo Superior y destinado también al dictado de cursos o realización de jornadas.

Este miércoles personal del área de Infraestructura comenzó a retirar el mobiliario y los equipos de la universidad, para la posterior entrega del inmueble.

El desfinanciamiento que sufre el sistema universitario fue abordado como tema principal en la primera sesión del año del Consejo Superior, el martes pasado, oportunidad en que el cuerpo colegiado expresó su adhesión al pronunciamiento del CIN sobre la crisis y declaró el estado de alerta y movilización.

“Es una decisión que me provoca profundo dolor y tenemos un sincero agradecimiento a la comisión directiva de esta querida y prestigiosa Sociedad Italiana. Pero mi obligación ante la crisis que afecta a las universidades y especialmente a la nuestra no es lamentarme ni quedarme en la preocupación, sino ocuparme. Por eso en diciembre mismo resolvimos también desocupar el Polo Educativo, con el mismo objetivo, reducir los gastos operativos producto de la carencia de aulas propias. Agradezco en este caso a Rodolfo Negri, por las instalaciones que ocupamos en el edificio de calle Suipacha”.

Agregó que, simultáneamente, “gracias a la generosa actitud del gobernador Claudio Poggi, se nos ofreció en comodato el nuevo edificio de la UPrO en barrio Los Poetas, que nos va a permitir mudar las carreras de dos escuelas y destinarlo al funcionamiento de actividades que antes desarrollábamos en Sociedad Italiana”.

El rector indicó que “estas decisiones forman parte de un paquete de medidas que daremos a conocer en los próximos días. La instrucción a todas las áreas es máxima austeridad y cuidado de los recursos. Las prioridades son las designaciones de los docentes, para que a ningún alumno le falta su profesor. Y por supuesto, cuidar los puestos de trabajo y garantizar el pago de sueldos”.

Consultado en torno de la obra del Campus, que se encuentra parada y cuya licitación fracasó el año pasado, afirmó: “Ese es un objetivo central de la gestión y lo sigue siendo, a pesar que el gobierno nacional ha decidido paralizar la obra pública”.

En este sentido, apuntó que “me he comprometido a darle continuidad y lo vamos a hacer, a través de un proyecto muy creativo que involucra a la comunidad universitaria. De esta crisis vamos a salir si estamos todos juntos, unidos y comprometidos. Soy optimista y tengo esperanzas, sepamos que las crisis también constituyen oportunidades”, concluyó.

(Prensa Institucional)

 

 

 

 

 

 

About Author