22 abril, 2024

LA UBA LANZÓ UNA CAMPAÑA DE FIRMAS PARA FRENAR EL AJUSTE DE MILEI

El Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires alertó por los recortes presupuestarios, que ponen en riesgo la continuidad de servicios académicos y sanitarios esenciales. Con una inflación del 276% desde octubre de 2022, el gobierno nacional no actualizó el presupuesto y la situación es dramática.

Las autoridades de la Universidad de Buenos Aires (UBA) volvieron a mostrar su preocupación por la falta de presupuesto para garantizar la continuidad de sus funciones en docencia, investigación, salud y extensión; así como las actividades a desarrollar en el ámbito de sus Facultades, de sus Colegios preuniversitarios, Hospitales y en todas sus instalaciones universitarias.

Frente a ello y bajo el lema “Cuidemos lo que funciona. #SomosUBA” lanzaron una campaña de recolección de firmas contra la política de recorte de fondos impulsada por el Gobierno de Javier Milei, a la que se puede acceder desde este link, y un video institucional para concientizar sobre la importancia y el valor académico de la UBA.

“Si el Gobierno sigue con esta política de no autorizar los fondos, a medida que vaya pasando el tiempo, la UBA va a tener que dejar hacer muchas de las cosas que hace. Hay centros de investigación como el Cero + Infinito, de Exactas, que el Gobierno decidió cortar unilateralmente un convenio para financiar el mantenimiento por los primeros 10 años. Hoy esas son las cosas que empiezan a crujir su funcionamiento, como los laboratorios, los centros de investigación”, indicó el vicerrector de la Universidad de Buenos Aires y dirigente del radicalismo, Emiliano Yacobitti.

En los documentos que subieron desde la Universidad de Buenos Aires hay una comparación de cuánto dinero invierte el Estado para financiar a los estudiantes. La Universidad Autónoma de México invierte 7.968 dólares por alumno, la Universidad de San Pablo 15 mil dólares por año, mientras que el estado argentino aporta 1.123 dólares.

El principal problema es que el presupuesto que reciben las universidades para su funcionamiento fue aprobado a fines de 2022. Para 2024 se aplica el mismo presupuesto, explicó.

La inversión per cápita en educación superior. Fuente: UBA

Días atrás, el Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires realizó una sesión extraordinaria en la que manifestó “extrema preocupación” por la situación de la casa de altos estudios. En un comunicado, exigieron una actualización, acorde a la crisis, del presupuesto que se destina a los gastos para el funcionamiento de la institución, por lo que piden una actualización de partidas vinculadas a salud, paritarias docentes e investigación.

La UBA pidió “la actualización del presupuesto destinado a los gastos de funcionamiento de la Universidad, así como también la asignación y actualización de las partidas vinculadas a la función salud, vitales para el funcionamiento de los Institutos Asistenciales”.

 

 

 

 

About Author